2014/01/26

José Bono; Una vidorra de Éxito, otro emprendedor como Barcenas.

José Bono

José Bono Martínez es un político español perteneciente al Partido Socialista Obrero Español y anterior presidente del Congreso de los Diputados
Con motivo de que salga a la palestra estos dias este señor, me he permitido una pequeña investigación acerca de su trayectoria personal, dado que no soporto la TV Nazional, y por ese mismo motivo ni idea tengo si habló de que no, o de que sí, de arriba o de abajo: de que el Rey, la infanta, Mariano o fulanito de tal, considero que más bien debería callar y o explicar acerca de su éxito, de manual nos serviría como libro de triunfo para muchos que tanto nos cuesta llegara fin de mes decentemente.

José Bono ocultó en su declaración de bienes otro piso de su propiedad

En esta reflejaba que su hija era propietaria de dos inmuebles y dos plazas de garaje, cuando en realidad sólo le pertenece uno El metro cuadrado en la zona se cotiza a 3.500 euros, por lo que cada piso de los Bono tiene actualmente un valor en el mercado de unos 350.000 euros José Bono, en calidad de presidente del Congreso, llamó a la comunidad de vecinos para que retiraran un aparato de aire acondicionado


Según ha podido comprobar extraconfidencial.com, la familia Bono disfruta de otro piso más en la capital de España, a sumar al de la zona del Madrid de los Austrias y a sus diferentes propiedades repartidas por Albacete (El Salobre); Toledo (Bargas y Olías del Rey), Alicante (Campello) y Málaga (Estepona), lo que aumenta aún más su parqué inmobiliario, que tenia oculto incluso para la Fiscalía General del Estado.

José Bono en su declaración de bienes atestiguó que su hija, Ana Bono Rodríguez, era dueña de dos pisos en el número 5 de la calle Almirante Francisco Moreno. Se trata de dos viviendas contiguas, el 3ºC y el 3ºD, con sus dos plazas de garaje, la 51 y la 52. Pero según figura en los datos de la comunidad de vecinos, el 3º C y la plaza 51 no son propiedad de la hija del Presidente del Congreso, si no de la empresa de la familia Bono, Ahorros Familiares Saja. De hecho, la propia Ana Bono, acudía a la junta de vecinos no sólo en su nombre como propietaria de una vivienda, si no también en representación de la empresa dueña del otro inmueble.

El nuevo piso de los Bono se encuentra en la Ciudad Universitaria de Madrid, junto al parque de Ofelia Nieto y en una zona de Madrid privilegiada por su situación y vistas; y, además, de reciente construcción. En esa zona de nuevos edificios tienen inmuebles desde el ex presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, como varios jugadores del equipo blanco, que disponen de pisos comoEmilio Butragueño. El metro cuadrado por esa zona se cotiza a 3.500 euros, por lo que el piso de los Bono tiene actualmente un valor de mercado de unos 350.000 euros.

Empresa insignia de los intereses inmobiliarios

Ahorros Familiares Saja es el buque insignia patrimonial e inmobiliario de la familia. Con un capital social que asciende a la nada desdeñable suma de 658.000 euros, se constituyó el 5 de marzo de 2004 y su actividad está dedicada “a los servicios relativos a la propiedad inmobiliaria y a la propiedad industrial”. Su domicilio social se encontraba inicialmente, según figura en el Registro Mercantil, en la propia mansión familiar de los Bono en Olías del Rey (Toledo). Luego la empresa se trasladaría al madrileño barrio de Salamanca, en concreto a la calle del Conde de Peñalver, número 47.

El inmueble de la calle Almirante Francisco Moreno goza tanto de pisos como de apartamentos, pero los Bono fueron a por lo mejor, ya que se trata de pisos con cerca de 100 metros cuadrados, con dos cuartos de baño, dos dormitorios, salón y comedor. Ana es muy conocida en el inmueble por su belleza y simpatía.

La segunda hija del matrimonio entre Jose Bono y Ana Rodríguez Mosquera tiene 27 años, es morena, y de sonrisa rápida, abierta y extrovertida, guapa y con las decisiones sobre su vida bien pensadas. Ha terminado su carrera de Derecho en la Universidad Carlos III, de Madrid, que regentó durante muchos años el compañero político de su padre Gregorio Peces Barba. Ana se ha querido dedicar al Derecho privado. Perteneció en su día al gabinete jurídico de la inmobiliaria Reyal Urbis, propiedad del amigo de su padre Rafael Santamaría. También durante tres semanas semanas llegó a figurar como apoderada de esta inmobiliaria, que durante años ha sido beneficiada con varias y millonarias promociones en Castilla-La Mancha.

Se da el hecho, de que viviendo Ana Bono en este inmueble, la comunidad de vecinos recibió la llamada del propio José Bono en calidad de presidente del Congreso. La tercera autoridad del Estado, nada más y nada menos, quería que se cambiaran los estatutos de la comunidad de vecinos para que se retirara un aparato de aire acondicionado que molestaba a su hija. Continuará.
Juan Luis Galiacho

extraconfidencial.com/

Se desvela un insólito patrimonio de José Bono y su familia

7 abril 2010 – 12:54


El 23 de febrero de este 2010 José Bono convocó a los pezzi da novanta de los medios de comunicación españoles a una comida. El pretexto era la conmemoración del golpe del 23-f, la causa real resultó ser una desvergonzada petición de respeto por la omertà.

Según informó El Confidencial Digital, lo que Bono hizo fue solicitar a los jerifaltes mediáticos silencio sobre el sueldo y patrimonio de diputados y senadores: “José Bono —dice el citado confidencial— se mostró preocupado porque los periódicos, radios y televisiones están transmitiendo a la ciudadanía que sus señorías cobran mucho y trabajan poco. El tono que empleó, señalan las mismas fuentes, fue de gran inquietud por la imagen de la clase política que está calando entre la ciudadanía”.

La preocupación de Bono estaba muy justificada. Aunque no se conocía entonces, lo cierto es que para esas fechas, el Presidente del Congreso ya era propietario de una nueva vivienda en Madrid, en la C/ San Justo, número 1, en un edificio en el centro histórico de la ciudad.

La compraventa se formalizó en diciembre del pasado 2009 y el piso fue adquirido al Opus Dei —léase a una empresa ligada al Opus, pues la Obra, formalmente, carece de patrimonio— por una cantidad declarada de un millón de €, si bien, como informa La Gaceta, el piso estaba puesto a la venta por 1.800.000 €.

Hoy, se levanta el velo sobre una nueva propiedad inmobiliaria. Un chalet de 254 m2 en una parcela de otros 424 m2 más una cuota parte de la piscina de la urbanización. La casa, inscrita a nombre de la mercantil ATTACK 84, en la que figura como apoderado el hijo jinete de José Bono, está situada en la urbanización “El Vergel de Bargas”, en la localidad toledana del mismo nombre.


Aurelio González Villarejo aplaudido por sus amigos Bono y Barreda

El promotor de la urbanización es uno de los constructores áulicos del presidente Barreda: Aurelio González Villarejo, de quien se ha hablado en Notitia Criminis en lo atinente a su vinculación con Luis Portillo; con Juan Gracia Jiménez, propietario de PEINSA 97, ligada a actuaciones en Los Alcázares donde se mezclan los nombres de Enrique Ventero,Roca, CCM y varios de los implicados en laoperación Ninette; con Enrique Ortiz Selfa, cuyo nombre también ha salido a relucir en la trama valenciana del caso Gürtel; y por supuesto, con el aeropuerto de Ciudad Real, el PAU de las 25.000 viviendas de Illescas (Toledo) o los PAUs de “Las Montanillas” en Carranque, también de la provincia de Toledo.

El chalet de Bono o del hijo de Bono, tiene suscrita una hipoteca por valor de 120.500 € pero su precio de venta es de 300.000 €. Por otro lado, la cuota parte de la piscina comunitaria adquirida a nombre de la sociedad ATTACK 84, carga con otra hipoteca de 182.160 € y, además, al decir de empleados de la propia promotora, las calidades y construcción interior de la vivienda en cuestión, han tenido un tratamiento especial.

En este contexto, el pasado lunes 5 de abril del 2010 asistimos a un día mongráfico en TVE dedicado a Bono, por la mañana a una entrevista en “Los Desayunos de TVE” y por la noche a una risueña y rural vuelta a Salobre.

En el programa de la mañana Bono, indirectamente, dio respuesta a las informaciones que hasta ese día se habían publicado sobre la compra de la vivienda de la C/ San Justo y sobre la declaración omitida en el Congreso de su participación y beneficios en la mercantil Hípica Almenara. Esa respuesta fue hecha en la línea acostumbrada en Castilla-La Mancha: esto son calumnias de la extrema Derecha y, cuando no lo son de los fascistas —esto fue dicho en otra ocasión— lo son “del comunista” y aclaro que paraBono “el comunista” por antonomasia es Cayo Lara.


La reacción se veía venir. Las informaciones sobre sus nuevas adquisiciones han sido publicadas por La Gaceta, del Grupo Intereconomía, de forma que Bono ha despachado el asunto con un desdeñoso: son de extrema derecha; aunque también es cierto que de igual forma se veía venir la contestación de La Gaceta: “de extrema derecha será su padre”, lo cual en este caso es, dicho con todo el respeto, literalmente cierto, como parece que también es cierto que el propio Bonolo fue, al menos cuando realizó las pruebas para ingresar en la Guardia de Franco.

Ahora bien, no discutamos que La Gaceta es un medio de comunicación cercano al sector más derechista del PP o, incluso, si Bono lo prefiere, a la carcundaespañola. Pero una vez concedido eso:

¿No es cierto que Bono ha adquirido un piso en la C/ San Justo de Madrid por precio declarado de un millón de €? Sí, es cierto.

¿No es cierto que ese piso de la C/ San Justo ha sido adquirido a una empresa ligada al Opus Dei? Sí, es cierto.

¿No es verdad que la vecina basílica pontificia de San Miguel, iglesia cedida al Opus Dei, ha autorizado el uso de su aparcamiento a las empresas que están trabajando en la reforma del piso de Bono? Sí, es verdad.

¿No es verdad que al menos una de las empresas que están haciendo los trabajos de reforma en esa vivienda, está ligada a Reyal Urbis, la constructora del íntimo amigo de Bono, Rafael Santamaría? Eso no lo puedo afirmar, pero sí es verdad que las cuadrillas de esas empresas se alojan en uno de los hoteles de Santamaría.

¿No es cierto que una sociedad de Bono o de su hijo ha comprado un chalet valorado en 300.000 € a su amigo y constructor Aurelio González Villarejo? Sí, es cierto.

¿No es verdad que Bono es propietario de la mercantil Hípica Almenara y que la construcción de sus instalaciones fue hecha por el citado Rafael Santamaría? Si, es verdad

¿No es verdad que en los tres últimos ejercicios de los que se conocen cuentas, esa mercantil ha arrojado unos beneficios netos cercanos al millón de €? Sí, es verdad.

¿No es verdad que “El Pocero” hizo trabajos en esa hípica cuando Bono era presidente de Castilla-La Mancha y, por tanto, tenía competencias e influencias sobre el PAU del Quiñón, el esperpento urbanístico de Francisco Hernando en Seseña? Sí es verdad.

¿No es verdad que “El Pocero” ha declarado a la prensa que esas obras no las pagó Bono, sino los patrocinadores de la Hípica, entre los que estaban Iberdrola y Reyal? Sí, es verdad.

¿No es verdad que Bono ha omitido incluir su participación y beneficios en la mercantil Hípica Almenara en la declaración de bienes rentas y actividades que está obligado a presentar en el Congreso de los Diputados? Sí, es verdad.

Todo eso es verdad, y a un servidor, que no es ni ha sido falangista, ni tiene padres, abuelos, tararabuelos, ni ascendiente, ni descendiente alguno que lo sea o haya sido, ni de cerca ni de lejos, y que no pretendió ser ni cura ni guardia de Franco, se le da un ardite en todas las tautologías, afirmaciones de principio o aporías que a Bono se le han ocurrido, se le ocurren o se le ocurran, porque ninguna de ellas elude los hechos que están aflorando y que van a seguir saliendo a la luz.

Después de que Francisco Camps, presidente de la Comunidad Valenciana presentara unas cuentas que le acreditan como indigente o que Manuel Chaves, ex presidente de la Comunidad Andaluza y ahora ministro de algo, declarara un patrimonio no menos paupérrimo, la utilidad de las «declaraciones de bienes, rentas y actividades» presentadas por los cargos públicos habrá que tomárselas en lo que valen, que es bien poco. No obstante, alguna pista pueden dar.

En 1998, José Bono, entonces presidente de Castilla-La Mancha, y su señora esposa —la misma que últimamente recibía clases de golf en Estepona por gentileza, según presunción de la UDYCO, de Valle Romano, una de las empresas de la trama vasco-malaya— admitían los siguientes ingresos:

Bono declaró —la documentación citada se puede descargar desde aquí— 7.588.150 Pts anuales y netos como remuneración por su cargo de Presidente de la Junta de Comunidades más 1.800.000 Pts en dietas. 15.088 Pts. anuales pagados como intereses por el saldo mantenido en cuenta corriente, y 4.252.280 Pts. como rentas recibidas por alquileres y derechos de autor.

Para esas fechas su patrimonio inmobiliario, al jurar de D. José Bono, se reduce a la «casa de Salobre», la «casa de Olías», un piso en Madrid y un piso en Toledo. Hay dos fincas rústicas en Salobre que declara vendidas en el 95 para pagar la casa de más de 400 m2 de Olías y también declara vendidos en el 85 y el 94 otros dos pisos adquiridos, respectivamente en el 75 y el 79 —uno de los cuales, por cierto, se olvida de incluir en la relación de patrimonio previo a la toma de posesión de su cargo público—. Por otra parte, el salo medio de su cuenta corriente en el Banco Popular, como todo el mundo sabe, también del Opus Dei, fue de 612.974 Pts.

Con esos ingresos y esos inmuebles, admitió ser deudor de 10 Millones de Pts. «al constructor de la casa de Olías», constructor que atiende al nombre de Rafael Santamaría Trigo y que, como buen amigo que es de Bono, se ve que le trabajó al fiado. Además debía al Banco Popular un crédito personal de 2.400.000 Pts.

Por su parte, Ana Rodríguez Mosquera, a más del 50% de los bienes y deudas declarados por su señor marido, como consecuencia de la participación de ésta en la sociedad conyugal de gananciales, admite unos ingresos de 2.347.306 Pts. anuales y netos pagados por el PSOE.

Ninguno de los dos cónyuges declara ningún otro ingreso, ningún otro inmueble y ni ninguna participación en sociedades. No existen, por tanto, las empresas en las que posteriormente aparecen como titulares él, su esposa y sus hijos. Hípica Almenara SL, se constituyó en el 2001, Atalaya 52 SL en 2007, Attack 84 SL —por cierto, domiciliada en la C/ Concepción Arenal, 1 de Bargas, Toledo— fue creada en el 2008, Opalo 81, en febrero del 2007 y Ahorros Familiares SAJA SL, está constituida en 2004.

Resumiendo, la familia, a esas fechas, dispone de unos ingresos anuales de, más o menos, 16 millones de Pts que aún no siendo poco, si nos creemos las informaciones aportadas en la declaración de bienes, rentas y actividades, no permiten a los Bono-Rodriguez ahorrar un ardite. Recordemos que el saldo medio de la cuenta corriente es de poco más de medio millón de Pts.

Demos ahora un corto salto en el tiempo, hasta el año 2004, último del que se conocen datos patrimoniales de José Bono. Seis años después de que la familia declarara un patrimonio relativamente magro, las cosas han cambiado un poco.

Ya no aparecen las deudas contraídas con el amigoRafael Santamaría, ni con el Banco Popular. Bonodeclara como ingresos —seguimos en pesetas para que la comparación sea más fácil— 8.063.898 Pts más 1.830.246 Pts en concepto de remuneraciones y dietas por su cargo de Presidente de Castilla-La Mancha; 64.225 Pts como beneficios en su faceta de productor de aceite; 1.064.870 Pts de dividendos provenientes de Hípica Almenara SL; 13.144 Pts de intereses por los saldos en cuenta corriente; y 4.271.960 Pts por colaboraciones periodísticas y arrendamiento de dos viviendas.

Como al parecer, por entonces, el Sr Bono había disuelto la sociedad de gananciales con su esposa, según declara, «con el fin de no tener participación patrimonial ni intereses económicos en la tienda de su esposa denominada Tous Toledo», el patrimonio inmobiliario que reconoce se limita a la casa de Salobre y a una finca rústica de 2 hectáreas en esa misma localidad.

Estas dos hectáreas de suelo rústico en Salobre presentan graves dificultades de comprensión. Si nos volvemos a la declaración de 1998 veremos que Bono asegura haber vendido «varias fincas heredadas de su madre para financiar la casa de Olías» y como las únicas fincas que declara heredadas ese año y los demás son los dos terrenos rústicos de caber 1,97 Has. en Salobre adquiridas en 1981 por «herencia de padres» —dice— habrá que concluir que esas casi dos hectáreas fueron las vendidas.

Sin embargo, en 2004 hacen su repentina aparición otras 2 hectáreas que también se declaran adquiridas a título de herencia, pero esta vez en 1967, de forma que o bien se trata de las mismas 1,97 Has. que dice vendidas para pagar la casa de Olías, o bien, lo que es más probable, se trata de otra finca, también rústica, heredada a la muerte de su madre, en cuyo caso, Bono tuvo el descuido de no incluirla nunca en sus declaraciones hasta el año 2004

El resto de los inmuebles, siempre según Bono, pasó a formar parte del capital deAhorros Familiares SAJA SL, el cual, a fecha de constitución era de 658.000 € (109.481.988 Pts)

Esta es una sociedad muy curiosa y rentabilísima. Curiosa porque si bien se constituye como sociedad patrimonial para absorber los inmuebles del matrimonio después de la separación de bienes, su objeto social es el inmobiliario; y extraordinariamente rentable porque según sus cuentas los beneficios obtenidos en 2007 alcanzaron la cifra de 462.830 € (77.008.432) es decir, casi el 100% de su capital social, cosa que asombra más si recordamos que se trata, supuestamente, de una sociedad patrimonial sin más actividad que la tenencia de los inmuebles familiares. De esta sociedad Bono tiene un total de 6.328 participaciones que representan un valor de 632.800 € (105.289.061 Pts).

Pero si Ahorros Familiares Saja SL, llama la atención, el caso de Hípica Almenarahunde en la perplejidad. La parte de esa entidad que Bono declara poseer es de 40 participaciones por un valor de 6.000 tristes euros. Puesto que Bono es un hombre «familiar» pero no tonto, según los datos que obran en el Registro Mercantil, la cuota parte que éste se ha reservado para sí en la empresa es del 80% y como el capital suscrito, según las cuentas de la sociedad correspondientes al ejercicio 2004, es de 15.000 €, el dato confesado por Bono es incierto.

Ello no tiene mucha importancia porque, en cualquier caso, estos números se refieren al «capital social» es decir a una suma para la que la legislación mercantil fija un mínimo en razón de la forma social y que actúa como garantía de acreedores, pero que no tiene nada que ver con el valor total de la entidad.

Por eso, en el capítulo de «Inmovilizaciones Materiales» (terrenos, edificaciones, etc) los números son algo más elevados: 1.022.879,46 €, no obstante, cantidad demasiado magra, me da la impresión, para un complejo hípico de 110.000 m2 a tiro de piedra del centro de Toledo con pistas, graderíos, cuadras, picaderos cubiertos, habitaciones para mozos, etc.

Para adquirir el complejo hípico, Bono dice haber hipotecado dos viviendas a consecuencia de lo cual obtuvo un crédito de 899.857 €, cosa que también llama la atención, porque si el patrimonio inmobiliario de la familia Bono-Rodriguez ha pasado a formar parte del capital de Ahorros Familiares SAJA SL, habrá que concluir que el valor de dicho patrimonio —completo (vivienda en Toledo, vivienda en Madrid y caso de Olías) y no sólo de las “dos viviendas” hipotecadas— es el del capital de esa sociedad, es decir, como se ha visto, 658.000 € y eso dice mucho a favor de la largueza, seguramente, del Banco Popular, porque las cuentas que a esas fechas mantiene la familia en entidades bancarias sólo son dos: una en Caja Rural y otra en el banco del Opus, las dos, aquejadas de tanto raquitismo, que a Bono le faltaría liquidez para afrontar, siquiera, una avería grave de su automóvil.


Bono con el detenido por corrupción Antonio Barrientos, ex alcalde de Estepona

No obstante, al igual que Ahorros Familiares SAJA SL., el hipódromo también es extraordinariamente rentable.En tres años ya ha dado un millón de € de beneficios netos, aunque esto tampoco es tan raro teniendo en cuenta que, por ejemplo, las obras que Francisco “El Pocero” Hernando le hizo ahí, no las pagó Bono —al decir del propio Pocero— sino los «patrocinadores» y no hay que asombrarse de que los beneficios sean muchos cuando los gastos los pagan otros.

Volviendo a la declaración de 2004, la consorte deBono reconoce unos ingresos por su trabajo en lanomenclatura del PSOE de 16.606 € (2.763.005 Pts.) otros 6.400 en concepto de dividendos por su participación en Hípica Almenara, y 13.912 por ingresos derivados de inmuebles arrendados. En el resto de conceptos se repiten las cantidades declaradas por su marido por lo que habrá que entender que le corresponde el 50% de esas cantidades aunque la sociedad conyugal de gananciales estuviera disuelta desde marzo de ese mismo año 2004.

Lo que sí declara como propias Ana Rodríguez Mosquera son 420 participaciones de la «franquicia de Tous» —una cadena de joyerías que vende figurillas de simpáticos oseznos para colgar del cuello— por un valor total de 25.684 €

En conclusión, que sin entrar a analizar detalladamente las inconsistencias de unas declaraciones que nadie se toma muy en serio, incluidos los propios declarantes, entre 1998 y 2004 la familia Bono-Rodríguez ya ha recorrido el camino que separa la vida acomodada de la riqueza y, desde entonces hasta la fecha, han aparecido entre cinco o seis —dependiendo de las fuentes de información— joyerías franquiciadas por la firma Tous; cinco sociedades mercantiles: Hipica Almenara, SAJA, Attack 84, Atalaya 52 y Opalo 8; posee un patrimonio inmobiliario un tanto protéico pero que incluye la finca de 110.000 m2 en que está instalado el negocio de la hípica; el nuevo piso de la C/ San Justo de Madrid; el nuevo chalet de Bargas; tiene otra vivienda de considerables proporciones en Toledo; la soberbia casa de Olías; otro piso más en Madrid, etc. etc. y dejo esto en suspenso porque tengo la viva sospecha de que los descubrimientos relativos a la riqueza de José Bono y familia no han terminado.

Todo esto se ha forjado, si nos creemos los dicho por Bono en sus declaraciones, con la venta de 20.000 m2 suelo rústico en Salobre, cuyo precio no pudo ser superior a unos 20.000 € (algo más de 3 Millones de Pts.) porque a fecha de hoy el suelo rústico en Alcaraz, localidad relativamente cercana a Salobre, pero de mucha mayor importancia y mucho más próxima a Albacete, oscila entre el Euro y los cincuenta céntimos el m2; un crédito de 899.857 € y la venta en los años 85 y 94 de dos pisos adquiridos respectivamente en el 75 y el 79 por lo que, evidentemente, no debían tener ningún parecido con la vivienda de la C/ San Justo de Madrid o con las casas de Bargas y Olías.

Me resulta realmente difícil pensar en alguien que supere en industria y tino inversor a José Bono, pero, para acabar, conviene recordar una información aparecida en el libro de Alejandra Ramón y Ruth Ugalde: El Pocero de Seseña, un texto imprescindible para comprender la historia nocturna de Castilla-La Mancha. En su página 160 se lee lo siguiente:

«Verano de 2006. A las puertas del despacho de la ministra de Vivienda, un consejero de una de las mayores inmobiliarias españolas esperaba reunirse con María Antonia Trujillo… Tras las formalidades de turno, Trujillo empezó a contarle una extraña trama de intereses inmobiliarios y supuestos favores políticos en Seseña que salpicaba directamente a José Bono. Moncloa no tenía pruebas, pero sospechaba que las acusaciones eran ciertas y esa podía ser la gran oportunidad para desterrar definitivamente al ministro de Defensa de la política”.

Nadie ha desmentido esto.

blogs.tercerainformacion.es

DE 260 METROS CUADRADOS, EN LA CALLE VELÁZQUEZ DE MADRID
Bono y su hija de 12 años compran un ático de 1,6 millones de euros con vistas al Retiro


“Querida amiga, soy José Bono y vengo a vivir con mi hija Sofía a este edificio”. El ex presidente del Congreso de los Diputados se ha dirigido por carta a sus nuevos vecinos para presentarse y, de paso, pedir disculpas por las reformas que está llevando a cabo estos días en la que va a ser, según apunta él mismo, su nueva vivienda habitual en la capital de España. Un lujoso ático de 260 metros cuadrados valorado en 1,6 millones de euros y situado en la calle Velázquez, en el corazón del barrio de Salamanca, a menos de cien metros del parque del Retiro (como puede verse en las fotografías).

Bono compró la vivienda, un noveno piso, hace un mes al conocido peluquero madrileño Leonardo Straface, dueño de la cadena de peluquerías Leonardo, y la escrituró en el Registro de la Propiedad de Madrid el pasado 12 de junio a su nombre y el de su hija Sofía Bono Rodríguez, de 12 años y que, pese a ser menor de edad, ya es propietaria también de otro local comercial de la joyería Tous en el centro de Albacete. El ático tiene una superficie de 260 metros cuadrados y alcanza un valor en el mercado de, como mínimo, 1,6 millones de euros. El metro cuadrado en esa ‘milla de oro de Madrid’ tiene un precio base de 6.262 euros, aunque ni el político socialista ni el anterior propietario de la vivienda han querido comentar a El Confidencial el precio final de la transacción.

El nuevo ático de Bono está situado en un bloque construido en el año 1961 por el que también han pasado otros vecinos ilustres como el deportista del Real Madrid, Ricardo Izecson dos Santos Leite, Kaká, que lo eligió como su primera vivienda nada más aterrizar en el Real Madrid y en el que vivió durante unos meses antes de mudarse al complejo de La Finca. El piso era propiedad de su amigo, el también futbolista brasileñoRonaldo Nazario de Lima.

El exclusivo piso de Bono tiene, a su vez, dos cargas hipotecarias heredadas del anterior propietario que el político manchego ha subrogado a su favor. Una, en Caja General de Ahorros de Canarias para responder de 501.965 euros y 79.122 euros de intereses de demora más 150.589 euros para costas y gastos. Y otra en la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona (La Caixa), en garantía del pago del saldo resultante de la liquidación de un crédito, hasta la cantidad de 212.500 euros.

El ex presidente del Congreso está llevando una profunda reforma de la viviendapor lo que el edificio es, en estos días de verano, un constante ir y venir de albañiles. Motivo por el que el socialista ya ha pedido disculpas por adelantado a toda la comunidad, a la que ha enviado una carta personalizada y muy amigable en la que se presenta y se pone a disposición de sus vecinos para lo que puedan necesitar.

Amigo de El Pocero y Rafael Santamaría

El de la calle Velázquez es solo la última adquisición de un largo patrimonio por el que José Bono ya ha tenido que dar explicaciones ante el Tribunal Supremo por lo abultado de sus propiedades. La denuncia presentada hace dos años por el Partido Popular ante la Fiscalía General del Estado a raíz de las informaciones publicadas en diferentes medios de comunicación llevaron a Bono a vivir el momento más complicado de su larga trayectoria política. Una situación de la que, sin embargo, salió indemne y que fue archivada por el Alto Tribunal al no apreciar indicio de delito.

La Fiscalía rechazó así, aun sin investigar el fondo del asunto, que la estrecha relación que unió a Bono con constructores como Francisco Hernando, El Pocero, y Rafael Santamaría se pudiera calificar de cohecho, pese a que las revelaciones de El Confidencial, La Gaceta, El País o Público, y que el PP adjuntó en su denuncia, sugerían que el político socialista se benefició económicamente de su amistad con ellos.

Así, Santamaría regaló a Bono dos caballos para su hípica valorados en más de 200.000 euros. Ambos animales de competición fueron registrados a nombre de Rafael Hoteles S.A., pero permanecieron en la hípica del presidente del Congreso para el disfrute de su hijo, José Bono Rodríguez, jinete profesional. Uno de estos caballos, el Farceur du Haul, fue adquirido por un estrecho colaborador de Bono a quien éste entregó 100.000 en billetes de 500, envueltos en papel de periódico.

La amistad con Santamaría se tradujo también en diversos regalos para la casa familiar de los Bono en Olías del Rey, como la decoración del dormitorio de la hija menor, Sofía. El empresario también fue generoso con los dos áticos de lujo en Estepona adquiridos por el matrimonio gracias a una permuta con un piso de menor valor en la madrileña colonia de Mirasierra. Por todo ello, el PP reclamó a la Junta de Castilla-La Mancha información sobre la ciudad del AVE en Valdeluz, donde el dueño de Reyal promueve 10.000 viviendas próximas a la parada del tren de alta velocidad.

De hecho, hasta el Tribunal de Cuentas denunció en un informe el cúmulo de irregularidades de todo tipo en las recalificaciones y licencias urbanísticas detectadas en la gestión del Ayuntamiento de Seseña, en donde El Pocero levantó su macro-urbanización. El informe, de 330 páginas, subrayaba que el Gobierno castellanomanchego, presidido entonces por Bono y, después, por el también socialistaJosé María Barreda, no cumplió con su obligación de hacer cumplir la ley en el municipio de Seseña, icono de la burbuja inmobiliaria y de la construcción descontrolada sin garantía de abastecimiento de servicios básicos, como el agua.

Un abultado patrimonio que sigue creciendo

Además de los citados apartamentos en Estepona, valorados en unos 925.000 euros, y de la casa familiar en Olías del Rey (Toledo), el patrimonio de Bono incluye también su finca y casa de Salobre, herencia de sus padres, y un apartamento en El Campello, Alicante, cuya existencia Bono tuvo que reconocer solo después de que fuera revelada por La Gaceta y que compró por 354.600 euros. Además, en diciembre del 2009 regaló a su hijo otro piso de 160 metros cuadrados situado en la calle San Justo, en pleno barrio de Los Austrias, valorado en 440.000 euros.

Por último, a través de la sociedad de Ahorros Familiares SAJA, participada por Bono,su ex mujer, Ana Rodríguez, y sus hijas, es propietario de otro lujoso ático en la calle Ayala de Madrid, adquirido también en 2009, y cuyo valor de mercado ronda también el millón de euros.

Vea el álbum con las imágenes del lujoso ático de 260 metros cuadrados valorado en 1,6 millones de euros

elconfidencial.com
EL CARGO DE PRESIDENTE CASTELLANOMANCHEGO ERA INCOMPATIBLE CON ACTIVIDADES MERCANTILES
Bono se saltó la ley que él mismo aprobó para montar a su hijo la hípica de Toledo


José Bono vulneró la legislación sobre incompatibilidades que él mismo aprobó en 1997, siendo presidente de Castilla-La Mancha, para montar la hípica familiar que se levanta a las afueras de Toledo y en la que su único hijo varón, José Bono Rodríguez, se inició en el mundo de los caballos hasta convertirse en jinete profesional.

La Ley del Gobierno de Castilla-La Mancha, que entró en vigor en 1997, señala taxativamente en su artículo 3 que el cargo de presidente de esa comunidad autónoma "es incompatible con toda actividad profesional o mercantil". Sin embargo, Bono constituyó en 2001 Hípica Almenara S. L., una sociedad mercantil con ánimo de lucro de la que posee el 80% de las acciones, y que en los últimos cuatro años ha generado unos beneficios de 1,2 milones de euros.

Hípica Almenara se constituyó el 14 de mayo de 2001 con un capital social de 15.000 euros, que Bono y su esposa, Ana Rodríguez Mosquera, desembolsaron mediante la aportación de un todoterreno Jeep Gran Cherokee valorado en 9.595 euros y un remolque modelo monocasco por valor de 2.405 euros. El resto del capital -3.000 euros- fue aportado por los cuatro hijos del matrimonio: Amelia, que tenía entonces 19 años; Ana, de 18; José, que sólo contaba 16 años, y la pequeña Sofía, que en aquella época tenía siete meses. En la actualidad el presidente del Congreso atesora el 80% de las acciones de la sociedad, y el 20% restante se lo reparten sus cuatro hijos.

La Ley del Gobierno y del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha regula en su capítulo 1, bajo el epígrafe Del Estatuto del Presidente, las funciones, prerrogativas e incompatibilidades del presidente autonómico. Y señala, en su artículo 3, que el cargo que éste ocupa "es incompatible con el ejercicio de cualquier otro cargo público, excepto el mandato de diputado regional, y con toda actividad profesional o mercantil".

Según los datos que constan en el Registro Mercantil de Toledo, Hípica Almenara nunca ha repartido dividendos entre sus cinco accionistas. Todos los beneficios obtenidos desde su creación han sido reinvertidos en esta sociedad familiar, a cuyo nombre figura registrado el apartamento que Bono y su mujer compraron recientemente en El Campello (Alicante) por 360.000 euros.

"Sólo para mis caballos"

Bono Rodríguez reconoció en una entrevista a la web infoecuestre.com que, tras aprender a montar de forma amateur en varios clubes de Toledo, la familia decidió “montar una hípica, algo pequeño, sólo para tener mis caballos y progresar más rápido”. Entonces, relata, hizo un trato con su padre: estudiar un tiempo inglés en Cambridge a cambio de la compra de un caballo. “Cuando llegué de Inglaterra me encontré con que mi padre había hecho una hípica bastante grande con un picadero de 66x36, una pista exterior grande que me sorprendió muchísimo y cuarenta boxes”, confesó.

Lo que comenzó siendo el capricho del pequeño Bono se convirtió en un sorprendente negocio. “Mi padre me contó que para poder financiar mis caballos habría gente montando poco a poco, y con mucho trabajó hemos llegado hasta donde estamos ahora”, explicó a la citada web. Previamente, en 2002, había reivindicado su afición en el Magazine del diario El Mundo: “Muchos pensarán: anda, este monta a caballo, especularán con el dinero que tenemos, y esas cosas… Pero no es cierto. La equitación no es barata, pero es asequible”.

Pero, a diferencia de lo que el presidente del Congreso contó a su hijo, las clases de equitación no constituyen la verdadera fuente de ingresos de la sociedad. Bono pidió personalmente fondos a una docena de grandes empresas para patrocinar la hípica, que en los últimos cuatro años ha generado unos beneficios de 1,2 millones de euros. De acuerdo con expertos consultados, sin el patrocinio de Banco Santander, Endesa, Beatriz Hoteles, Mahou, CocaCola, Telefónica o Iberdrola, resultaría imposible que esta empresa alcanzara unos beneficios tan elevados.

Según fuentes consultadas por este diario, el político socialista logró estos importantes contratos gracias a la tupida red de influencias que tejió como presidente de Castilla-La Mancha y, más tarde, como ministro de Defensa. Asimismo, un portavoz del empresario Francisco Hernando, El Pocero, confirmó a este diario que una de sus empresas participó en las reformas de la hípica, pero que no cobró directamente de los Bono, sino de los patrocinadores. El presidente del Congreso cifró estas obras, según confesó al diario El País, en 600.000 euros.

Billetes de 500 envueltos en periódicos

Estas instalaciones también han sido el escenario de lujosos regalos al político socialista. El empresario Rafael Santamaría, dueño de la inmobiliaria Reyal e íntimo amigo del presidente del Congreso, obsequió con dos caballos de competición a la hípica, que Bono Rodríguez montó en decenas de trofeos. El constructor pagó más de 200.000 euros por dos animales llamados Farceur du Haul y Jikael de la Babette, que fueron registrados a nombre de una de sus empresas, Rafael Hoteles S.A.

Como informó este diario, el ex ministro de Defensa entregó a un estrecho colaborador 100.000 euros en billetes de 500, envueltos en papel de periódico, para que hiciera efectiva en Francia la compra de Farceur du Haul. Cuatro meses después, el caballo se facturó a nombre de Rafael Hoteles S.A.

elconfidencial.com


Denuncian trato de favor a José Bono por el IBI reducido que paga por su hípica

La polémica se ha desatado en torno a la finca-hípica propiedad de José Bono, conocida como 'Hípica Almenara'. El motivo de la controversia es el reducido Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) que el anterior Presidente del Congreso paga por su propiedad. Según desvela la web de Idealista.com, Bono abona 382 euros en este concepto, mientras que varias de las fincas colindantes tienen que hacer frente a importes superiores a los 8.000 euros, es decir, 22 veces más.
La Finca Almenara consta de una superficie de 17 hectáreas (170.000 metros cuadrados) y el valor que fija el Catastro de Toledo por esta parcela es de 208.100 euros. A pesar de que el valor de suelo refleja está misma cantidad, el valor de suelo de las parcelas vecinas se eleva hasta superar en algunos casos los tres millones de euros. Estas extraordinarias diferencias se explicarían porque el valor de construcción de la Hípica Almenara es de cero euros.
El valor de construcción tasa el importe de las obras a las que se ha sometido la parcela y el valor de las instalaciones construidas. Este concepto es el que eleva en mayor medida el valor catastral de las fincas, excepto en el caso de la Finca Almenara. Sin embargo, según afirma Idealista.com, la finca del exministro no está exenta de construcciones, sino que goza de 18.000 metros cuadrados construidos entre almacenes, cuadras, gradas, oficinas, aparcamientos, restaurantes o viviendas para empleados. Pero el Catastro de Toledo, en los datos de su última actualización catastral del 2008, no refleja este valor de construcción.
Si se comparan dos casos de fincas de características parecidas, resulta que la Hípica Almenara (17 hectáreas y sus correspondientes instalaciones) tiene un valor de suelo de 208.000 euros, mientras que una de las parcelas cercanas (16 hectáreas más valor de construcción) tiene un valor de suelo de más de 3 millones de euros. Como consecuencia, José Bono abona 382 euros en concepto de IBI, mientras que el propietario de la segunda finca debe pagar hasta 8.500 euros.
Estas notables diferencias han provocado la indignación de miembros de la Asociación de Afectados por el Plan de Orden Municipal y el catastro de Toledo, que han denunciado trato de favor hacia el político socialista.

Leer más:  EcoDiario.es  ecodiario.eleconomista.es

  • Los cinco trabajadores de la empresa de Jose Bono son ilegales
    61 comentarios Eugenia Viñes y Nacho Bosque. Madrid / Toledo
    Cinco de los seis trabajadores que tiene la Hípica Almenara, propiedad de la familia Bono, son ilegales. Hace dos semanas declaró ante la polícia el encargado de la hípica por este motivo.
  • El centro hípico que montó la familia Bono-Rodríguez en 2001 cuenta en la actualidad con seis trabajadores. Frente a la información que ofreció Hípica Almenara en días anteriores, LA GACETA ha podido saber que cinco de ellos son ilegales, en lugar del único empleado que en principio aparecía como “sin papeles”. Por este motivo, hace dos semanas tuvo que declarar como imputado ante la Policía Ramón Navas Barchino, encargado de Hípica Almenara. Levantada en 2001, las gestiones ante el Ayuntamiento de Toledo para obtener la licencia de obra fueron hechas por una de las dos secretarias oficiales de José Bono en la Junta de Castilla-La Mancha, hoy nombrada por él asesora de Presidencia del Congreso. Parte de esas obras se hicieron al margen de la licencia municipal otorgada por el ayuntamiento. Ésta contemplaba un proyecto inicial con un importe notablemente menor al coste final de la ejecución. Un año después, el consistorio en manos de Manuel Molina optó por legalizarlas.
    Hace dos semanas, los medios de comunicación informaban acerca de que un trabajador de la empresa hípica de José Bono había sido detenido. El encargado de la misma, Ramón Navas Barchino, ofrecía una versión de los hechos que continúa manteniendo para LA GACETA: “Era un trabajador que no tiene ninguna relación con Hípica Almenara; lo único que yo hice fue pasar por dependencias policiales para hablar de esta situación y aportar la documentación necesaria para explicar que ese empleado no tiene nada que ver con nosotros. Eso es todo lo que puedo decir”. Barchino atribuye la relación laboral del detenido a los propietarios del equino que cuidaba el mozo y que el centro tenía en pupilaje.
    Sin embargo, los detenidos fueron cinco trabajadores de la hípica: cuatro rumanos y un brasileño. Éste último, además, tenía falsificados los papeles que acreditan su identidad real ante los agentes de extranjería. Según informaciones de fuentes policiales que investigaron el caso, los cinco empleados de José Bono son ilegales por carecer de los pertinentes permisos de trabajo.
    Éstos últimos los concede la Delegación de Trabajo de la provincia donde va a ser contratado. Por lo que respecta a los empleados rumanos, hubiera bastado con esta gestión; el brasileño requería previamente legalizar su situación con el preceptivo permiso de residencia que debía haber solicitado ante la comisaría de Toledo.
    Todos en plantilla
    Lejos de la versión de los hechos ofrecida por Barchino, lo cierto es que él mismo fue detenido por los agentes que le tomaron declaración como imputado. Nombrado administrador único de Hípica Almenara desde 2009, explica a este periódico que el total de trabajadores del centro, incluido él, son seis, y asegura que “todos estamos en plantilla”.
    Los cinco trabajadores ilegales se han ido incorporando a lo largo de los años. El primero de ellos entró a trabajar en 2002, otros tres –entre ellos el brasileño– comenzaron a trabajar para José Bono en 2006 y el último lo hizo en 2007.
    Ahora, el expediente por la infracción de la Ley de Extranjería cometida por la empresa de José Bono debe resolverlo el delegado de Gobierno, Máximo Díaz Cano. Éste ocupa desde el 18 de octubre de 2005 el cargo de delegado de Gobierno en la Comunidad de Castilla la Mancha. Ex consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, Díaz Cano es considerado como un hombre de José Bono.
    Respecto al resto de profesionales que trabajan en Hípica Almenara, Ramón Navas Barchino ofrece explicaciones algo confusas: “Los profesores facturan de forma autónoma; tienen una empresa particular. Su contrato es de uso de las instalaciones. La relación con ellos es un contrato oral, ellos son independientes”. Los profesores de equitación también son cinco; entre ellos destacan los hermanos Honrubia. El hijo del actual presidente del Congreso compite con dos caballos propiedad de ellos: Winston y Moreau, éste inscrito a nombre de la madre de los Honrubia.
    Datos del Registro
    Las cuentas presentadas por Hípica Almenara ante el Registro Mercantil desde 2002, no hacen referencia a ninguna facturación cruzada con otras empresas, salvo con Attack, de la que es apoderado José Bono Rodríguez, y con Saja, la patrimonial de la familia.
    Tampoco se recoge gasto de personal alguno hasta el año 2006, pese a que ya desde sus inicios cuenta al menos con dos empleados en el recinto. Ese año, la empresa de la que José Bono posee el 80% de las acciones, paga 47.758,63 euros en salarios; en 2007 la cantidad aumenta a 77.393, 98 euros. Las cargas sociales se acercan a los 35.000 euros.
    Curiosamente, en 2008, cuando “la plantilla” está integrada por seis empleados, la partida presupuestaria relativa a los sueldos se reduce respecto a años anteriores y tan sólo reconoce unas cargas sociales de 26.129,96 euros. Únicamente detalla un sueldo, correspondiente al órgano de administración –que ejerce Ramón Navas Barchino–, de 22.521,19 euros.

LAS CUENTAS DEL PRESIDENTE DEL CONGRESO
El patrimonio de José Bono

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, vive estos días uno de los momentos más complicados de su larga trayectoria política a cuenta de su amplio patrimonio. El PP se ha movilizado y ha acudido al fiscal, el PSOE le defiende, y Bono repite una y otra vez que es un hombre honrado. Con sus explicaciones y con documentos de registros, EL PAÍS ha recopilado datos de los bienes, ingresos y deudas de la tercera autoridad del Estado.

Bono, su esposa, Ana María Rodríguez, y sus cuatro hijos declararon a Hacienda en 2008 unos ingresos de 1.253.325 euros, según documenta el propio presidente del Congreso. La familia es dueña de 12 propiedades inmobiliarias y de una hípica en Toledo, escrituradas en unos 5,5 millones, sobre las que pesan hipotecas de 1.835.144 euros.

Hace un mes, Bono envió una carta a Rajoy detallando su patrimonio La familia declaró en 2008 ingresos por 1.253.325 euros. Deben 1.835.144

La familia declaró en 2008 ingresos por 1.253.325 euros. Deben 1.835.144

"Soy muy amigo del constructor Santamaría, pero no amigo del alma"

"Si encuentra una sola obra pública de él en Castilla-La Mancha, dimito"

MÁS INFORMACIÓN
Balance de la familia Bono
Patrimonio del matrimonio Bono-Rodríguez
El patrimonio de los hijos de Bono
José Bono y su esposa anuncian su separación
La Fiscalía del Supremo archiva todas las investigaciones del 'caso Bono'
Un patrimonio forjado con joyas y caballos
El fiscal archiva las pesquisas sobre el patrimonio de Bono

Los principales ingresos de los Bono provienen de dos negocios familiares. Ana María y una de sus hijas administran seis tiendas de la joyería Tous que en los últimos tres años han declarado 1.206.000 euros de beneficio. La Hípica Almenara, SL, del presidente y sus hijos, generó en los últimos cuatro años 1.258.200. Bono firmó con la editorial Planeta un contrato de 752.000 euros por sus memorias. El matrimonio hizo en 2004 separación de bienes y, a partir de entonces, han repartido su patrimonio entre sus hijos y equilibrado el de ambos. "¿Por qué no se puede tener este patrimonio si se ha ganado honradamente? Me he desnudado. Ahora que lo hagan los demás", dice el político socialista. "Bono se ha hecho millonario en política", responde el portavoz del PP, Esteban González Pons.

El presidente del Congreso envió el 14 de abril una carta a Mariano Rajoy. En ella le detalló una relación de sus bienes e ingresos y le ofreció poner a su disposición el patrimonio de su mujer e hijos, pero no ha recibido contestación. La respuesta vino por boca de Esperanza Aguirre, Soraya Saénz de Santamaría o González Pons, que exigen más explicaciones a Bono.

El PSOE defiende al ex ministro de Defensa y desde sus filas se interpreta esta fiscalización del político socialista como una "cortina de humo" para amortiguar los daños que inflige al PP el caso Gürtel. El ataque a Bono, ex presidente de Castilla-La Mancha, se produce además cuando la secretaria general del PP y líder del partido en esa comunidad, María Dolores de Cospedal, tiene como objetivo prioritario desalojar el año que viene a los socialistas del Gobierno regional.

Bono envió el pasado 13 de abril a la Fiscalía General del Estado una documentación de su patrimonio y denunció presuntas injurias del Grupo Intereconomía. El PP remitió las informaciones de la La Gaceta. Veintiún días después, la fiscalía que dirige Cándido Conde-Pumpido asegura que no aprecia "conducta delictiva" de Bono. Este se quejaba hace días en privado de "la tardanza" del fiscal en pronunciarse. Carlos Floriano, secretario de comunicación del PP, critica en cambio "la actitud promiscua" de la fiscalía. "No acusamos a nadie. Sólo pedimos que se investigue".

El primer patrimonio de Bono procede de una herencia de 14 hectáreas a la muerte de su madre en 1967. Al morir su padre, en 1981, recibió una casa en Salobre (Albacete), dos hectáreas de olivar y la indemnización por el seguro de vida. Un año después compró, en parte con ese dinero, un piso en el barrio de Mirasierra (Madrid). En 1992, otro piso en Toledo y, en 1995, una casa y parcela de 400 metros en Olías del Rey (Toledo), donde levantó la casa familiar. En 2000, otra vivienda en Madrid de 95 metros.

Todas sus propiedades las declaró por escrito a la Junta de Castilla-La Mancha, que presidió hasta 2004. "A mí nadie me gana en transparencia, porque fui yo quien promovió la obligación de hacer esta declaración", recuerda Bono. En la última, en julio de 2003, reconoció tener cinco viviendas y dos fincas rústicas. Y anotó las deudas de 934.527 euros por la hipoteca sobre dos de sus casas para garantizar la compra y obras de la Hípica Almenara, SL, un centro de equitación en el que asegura haber invertido más de 600.000 euros.

Los terrenos donde se levanta el complejo costaron 141.901 euros. Entonces, sus ingresos declarados como presidente de la Junta, alquileres de casas y colaboraciones en medios de comunicación ascendían a 97.855 euros.

La Hípica Almenara, SL está a 7 kilómetros de Toledo. La dirige su hijo José, de 25 años, jinete, y en los últimos cuatro años ha reportado a Bono y sus hijos beneficios de 1.258.000 euros. En 2001, su primer año de actividad, las pérdidas fueron de 14.800 euros. "Seis de las 17 hectáreas de terreno están alquiladas a una empresa como explotación de vivero; se alquilan 149 boxes de caballos a 335 euros mensuales; hay enseñanza, concursos nacionales e internacionales y publicidad", explica Bono. "Cada vez que ha habido un patrocinador en la hípica he preguntado por escrito si ha recibido contratos de la Junta de Castilla-La Mancha", asegura mientras exhibe los documentos en una carpeta electrónica.

Empresas propiedad de Rafael Hernando, El Pocero, hicieron obras en el complejo valoradas en más de 600.000 euros, según datos de Bono. El Pocero construyó el polémico complejo de Seseña (Toledo), una macrociudad en un terreno sin servicios ni agua.

La otra gran fuente de ingresos de la familia Bono proviene de seis tiendas de la joyería Tous que en régimen de franquicia administran su esposa, Ana María Rodríguez, y su hija Amelia a través de la sociedad Ahorros Familiares (Saja). Tienen 30 empleados y están en Albacete (El Corte Inglés), Toledo (Luz del Tajo), Talavera (El Corte Inglés) y Madrid (Islazul y Xanadú). Salvo un local en propiedad en Toledo -donde se ubicó en 2004 la primera tienda, que cerró-, el resto son alquilados. "Al principio compartían ingresos y gastos, pero luego cambió el contrato y ahora mi mujer y mi hija administran las tiendas y obtienen un porcentaje por las ventas. El género es en depósito", asegura. Amelia está casada con uno de los hijos del cantante Raphael, lo que en la familia Bono se reconoce como un gancho para el negocio. Un portavoz de Tous ha declinado facilitar las características del contrato "por tratarse de una relación privada".

El 14 de abril de 2004, cuatro días antes de ser nombrado ministro de Defensa, Bono firmó la separación de bienes y capitulaciones con su mujer. El 22 de febrero de 2006 y por orden del ministro, el general Miguel Lens informó a Olga Mella Puig, directora general de la Función Pública, de los cambios en el patrimonio para el registro de bienes.

Según las escrituras notariales otorgadas en esa fecha y comunicadas por el citado general, Bono salió de la sociedad Saja, que ya explotaba las tiendas, y como devolución de su participación se le entregó la casa unifamiliar de Olías del Rey (Toledo). A su vez, su mujer dejó de ser propietaria de Hípica Almenara, SL. Los hijos continuaron con participaciones minoritarias en ambos negocios.

El matrimonio inició el reparto de sus bienes y en esa nueva declaración él ya aparece como propietario del 80% de la hípica, la casa unifamiliar de Olías del Rey, la casa de Salobre (Albacete) y 2,5 hectáreas en esta localidad, estas últimas heredadas. Pero el reparto continuó ese mismo año. Y en el mes de julio de 2006 el piso en Mirasierra (Madrid), de 137 metros, y la plaza de garaje comprados en 1982 por el matrimonio se permutó por dos apartamentos unidos en la urbanización Guadalmansa (Estepona) de 267 metros (suma de ambos) y 925.000 euros. Se escrituraron a nombre de la sociedad de su esposa.

El promotor de esta obra en Estepona es Rafael Santamaría, dueño de Reyal Urbis y amigo de Bono. Una de sus hijas hizo prácticas en su empresa. "No es amigo, es muy amigo, pero no es mi amigo del alma. Nos presentaron en 1990. Nuestra relación es pública y notoria, pero desinteresada", asegura. "Si encuentra una sola obra pública de esa empresa en Castilla-La Mancha, dimito como presidente del Congreso". Santamaría promovió Valdezul, un enorme complejo inmobiliario en Yebes (Guadalajara), Ayuntamiento que rige el PP.

Mar Moliner, esposa del constructor, es la madrina de Sofía, la hija pequeña de Bono. El presidente admite que Reyal Urbis pagó las facturas por la decoración de la habitación de su hija (4.432 euros). "Fue un regalo de su madrina con motivo de su bautismo". La decoradora María Carmen Pérez asegura que la promotora abonó también muebles para la casa familiar en Olías del Rey, en total 20.915 euros, pero Bono lo niega. "Es una casa de pueblo, a mi mujer no le gustaron y se devolvieron", afirma. Santamaría, que envió un escrito a la fiscalía para explicar su relación con Bono, ha declinado dar su versión. En 2008, Bono compró un apartamento en El Campello (Alicante) de 76 metros por 354.600 euros y los abonó en parte con 232.000 euros del primer adelanto de Planeta. Un año después, su mujer donó dos pisos a su hija Ana y el presidente ayudó con 200.000 euros a su hijo José a adquirir un piso en el Madrid de los Austrias. "Más destape es imposible", dice el presidente del Congreso.

Una vida en la política

- Presidente de Castilla-La Mancha durante seis legislaturas. José Bono (Salobre, 1950) estudió el bachillerato en los Jesuitas. Después ingresó en ICADE, entonces dependiente de la Universidad de Deusto, para cursar estudios de Economía y Derecho. En su despacho exhibe con orgullo una placa de sus antiguos compañeros de promoción universitaria. Militante socialista en varias organizaciones clandestinas, en 1977 encabezó la lista del PSP por Albacete. En 1979 obtuvo su escaño de diputado por el PSOE. Es miembro del comité federal del partido desde 1990 y fue presidente de la Junta de Castilla-La Mancha desde 1983 y durante seis legislaturas consecutivas (1983-2004), aunque la última no la agotó al ser nombrado ministro.

- Ministro y presidente del Congreso. Considerado como uno de los tres barones del partido, perdió unas elecciones a la secretaría general del PSOE por nueve votos frente a José Luis Rodríguez Zapatero. En abril de 2004 fue nombrado ministro de Defensa. En ese mismo mes de 2006 dimitió y anunció que dejaba la política. Regresó en 2008 para presidir el Congreso de los Diputados.

elpais.com
INVITÓ A ALTOS CARGOS DEL GOBIERNO Y LA EMPRESA PRIVADA
Bono agasajó en su hípica al director del CNI en pleno escándalo sobre su patrimonio



Foto de grupo de los asistentes al banquete en la hípica de José Bono.
Alberto Mendoza 01/06/2010 (06:00h)

José Bono, acorralado por las informaciones sobre su enriquecimiento,agasajó con un banquete en su hípica a una treintena de personalidades, entre las que se encontraba el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. El presidente del Congreso aprovechó que el pasado 6 de abril se cumplían 4 años desde que dejó el Ministerio de Defensa para convocar a sus colaboradores de confianza y lanzar un mensaje a navegantes: a pesar de haber aceptado importantes regalos de constructores y de haberse negado a explicar el notable incremento de su patrimonio, no está solo.

Junto a él se fotografiaron Sanz Roldán, Joan Mesquida (ex director general del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, y actual secretario de Estado de Turismo), el ex secretario general de Política de Defensa Francisco Torrente, la presidenta de Hispasat, Petra Mateos; el ex director de Gabinete de Bono en Defensa y actual consejero delegado de Hisdesat, Roberto López; el jefe del Comunicación del presidente del Congreso, José Luis Fernández; el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Pardo; o el ex director del CNI, Alberto Saiz, quien tuvo que abandonar el cargo por sospechas de corrupción y ha evitado desde entonces cualquier aparición pública.

Según informó la agencia Servimedia, al convite acudieron también los generales que formaron parte de la cúpula militar y que ocuparon cargos técnicos en torno al ex ministro socialista. En la actualidad, todos se encuentran fuera de la carrera militar, pero la mitad ocupa puestos de responsabilidad en empresas relacionadas con Defensa. En cuanto al presidente castellanomanchego, José María Barreda, su Gabinete de Comunicación fue incapaz de aclarar a este diario si fue invitado y si declinó participar en la celebración.

La treintena de invitados se dio cita el pasado 6 de abril, a las 14 horas, en uno de los salones de Hípica Almenara, donde degustaron una comida a base de entrantes variados y paella. El mismo escenario donde Bono solía celebrar encuentros familiares con constructores como Francisco Hernando, El Pocero; y que fue levantado gracias a la generosidad de las empresas que allí se anuncian, ya que pagaron la mayor parte de las obras.

Bromas a costa del enriquecimiento de Bono

De acuerdo con la información de Servimedia, desde donde se asegura que Bono trató de mantener en secreto tanto la convocatoria como las fotografías que allí se realizaron, los asistentes comentaron en tono “distendido y jocoso” las revelaciones sobre el notable enriquecimiento del presidente del Congreso. Por entonces, La Gaceta ya había informado sobre algunos de los pisos que Bono ha adquirido en los últimos años, así como su olvido a la hora de declarar la hípica de su propiedad.

Poco tiempo después, El Confidencial reveló que el constructor Rafael Santamaría había regalado dos caballos de competición al presidente del Congreso por valor de 200.000 euros. Uno de ellos, el Farceur du Haul, fue pagado con billetes de 500 envueltos en papel de periódico. Además, en otro movimiento sospechoso, Bono ocultó durante años la propiedad de un Porsche Cayenne que conduce habitualmente su esposa.

El PP ha llevado el caso en reiteradas ocasiones ante la Fiscalía General del Estado y, si ésta continúa negándose a abrir una investigación, lo denunciará ante el Tribunal Supremo. No obstante, Bono ha dejado claro que todavía tiene amigos muy poderosos.

elconfidencial.com

SIN CONTAR GASTOS DE MANTENIMIENTO
La hípica de Bono pudo costar hasta cinco millones de euros
Continúan los escándalos sobre el patrimonio del presidente del Congreso. La Gacetapublica que la construcción de Hípica Almenara pudo costar hasta 5 millones de euros, según responsables de otros centros de equitación del país. Además, hay que añadir cuantiosos gastos de mantenimiento.

LIBERTAD DIGITAL 2010-06-20

La Gaceta desvela que en 2001 José Bono y su esposa soportaban unas deudas bancarias de 417.371,01 euros, con unos ingresos que entonces rondaban los 96.000. Ése fue el año en el que constituían la sociedad Hípica Almenara con un capital social de 15.000 euros, de los cuales 12.000 se formalizaron con la entrada de un jeep y su remolque, y los otros 3.000 en efectivo.

Pero tal y como publica el diario, lo importante es el coste de su construcción, sobre todo si se tiene en cuenta que la hípica no es de nueva planta, sino que se ha levantado sobre otra preexistente. Los responsables de varios centros hípicos han confesado a La Gaceta, el precio se de todo se cifra en unos cinco millones de euros. Esas son las afirmaciones de responsables del Club Hípico La Alameda del Pardo, situado en Fuencarral, en Madrid.

Pero hasta ahora el único gasto que Bono ha reconocido es el precio que pagó por los terrenos donde se levanta, unos 141.901 euros por las 17 hectáreas que ocupa el negocio. En ellas se despliegan una pista de competición con gradas, una carpa VIP, una pista cubierta con asientos para dos centenares de personas, una de entrenamiento y galope, una circular para dar cuerda y una nave de cuadras con 39 boxes.

Otros como el club hípico Foster, en Zaragoza, cifran la cantidad en cuatro millones de euros, pero esa es la cantidad más baja de todas las consultadas. Además, hay que señalar el hecho de la privilegiada ubicación de Almenara, a siete kilómetros de Toledo y 45 minutos de Madrid.

Por no mencionar que tienen arenas de alta calidad y última generación, en unas pistas que “sólo las dos exteriores se aproximan a los 300.000 euros; el metro cuadrado en competición cuesta 50 euros”, dicen en la hípica de Alameda del Pardo. Aunque aún “queda lejos de la de Amancio Ortega”, confiesan. El negocio de dueño de Zara está tasado en 18 millones de euros.

El cetnro de equitación Álpago dice, por su parte, que Almenara es una de las hípicas más activas del negocio. El responsable de Fuencarral se pregunta cómo Bono “puede pagar Hípica Almenara con el sueldo que percibe. Además, llama la atención de que se haya retransmitido su último concurso por televisión y que tenga tanta publicidad fija que no se corresponda con los patrocinios puntuales de los certámenes”.

La Gaceta continúa ofreciendo datos sobre la propiedad, donde los Bono tienen una casa, una nave para celebraciones y una vivienda para invitados hecha con tinajas de vino.

Pero a todo esto hay que sumar los gastos de mantenimiento. Según las fuentes de La Gaceta, la Hípica Foster (la cuarta parte de la de Bono en tamaño) exige a sus propietarios 5.000 euros mensuales. Sin olvidar el sueldo de los cuidadores, como mínimo 1.000 euros netos por persona. Algunos de los empleados de Bono tienen curriculums olímpicos.

Por no mencionar algunos de los concursos que allí se celebran. El concurso internacional de salgo que le gestiona Oxer Sport, cuesta entre 200.000 euros y un millón. Todo ello en un momento en el que el sector hípico, como todos, está en crisis y arroja pérdidas. Pero no Hípica Almenara, que da beneficios. Entre 2005 y 2008, el último registro presentado, ha obtenido ingresos de más de un millón de euros, siendo Bono además el accionista mayoritario con un 80% de las acciones (el resto se reparte entre sus hijos).


libertaddigital.com

El supuesto delito ya habría prescrito

Bono defraudó casi 25.000 euros en impuestos por las obras de Hípica Almenara

Al Presidente del Congreso se le perdieron por el camino 20.806,44 euros que dejó de abonar en concepto de impuestos

El Ayuntamiento de Toledo tendría que haber percibido 25.061,44, euros por lo que dejó de ingresar 24.848,69 euros

Actualizado 29 septiembre 2010





El ex ministro de Defensa José Bono Martínez, presidiendo el Congreso de los Diputados
Hípica Almenara en Toledo

Ha saltado a la luz pública casi cada detalle de las famosas obras que el constructor Francisco Hernando, alias El Pocero, realizó para la hípica de José Bono, Presidente del Congreso. Sin embargo, existe un detalle, que, aunque menor, no deja de ser un auténtico escándalo de cara a los contribuyentes y a la situación de sequía económica que viven actualmente Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Casi 25.000 euros dejó de pagar Bono al Ayuntamiento de Toledo en concepto de Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y tasas por licencia urbanística.

Según la documentación a la que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, el Presidente del Congreso, solicitó al Ayuntamiento de Toledo una licencia menor para “instalar gradas prefabricadas, asfaltar el aparcamiento y vallado de madera”. El coste de esas obras, que pagaron los patrocinadores de Hípica Almenara y que ejecutó El Pocero, fue declarado por la sociedad en 29.960,45 euros y el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), a facturar por el consistorio ascendió a 1.093,56 euros. Hasta ahí todo correcto. El problema es que esos datos no eran del todo ciertos.

Una jugada maestra

La multitud de noticias que ha provocado la relación, ahora inexistente, entre Bono y El Pocero, ha supuesto también una fuente de información. Gracias a ello, toda España sabe que las obras de la famosa Hípica rondaron los 600.000 euros y, por tanto, el impuesto que Bono tendría que haber abonado al Consistorio, ascendería a 21.900 euros, el 3,65 por ciento del importe total. Es decir, al ex presidente de Castilla La Mancha se le perdieron por el camino 20.806,44 euros que dejó abonar en concepto de impuestos.

La licencia fue emitida en febrero de 2004, por tanto, el posible delito de defraudación ya está prescrito. Sin embargo, según las fuentes consultadas por este periódico, podría haber sido detectado y evitado por el Ayuntamiento si el Ayuntamiento hubiese realizado una inspección de las obras que se estaban realizando. Todos los constructores de la zona consultados aseguran que el presupuesto que se declaró “era imposible ante la transformación que sufrió la Hípica”. Por otro lado, si las auténticas cantidades se hubiesen dado a conocer con anterioridad el Consistorio podría haber solicitado otra autoliquidación e imponer una sanción a la compañía. Pero nada de eso sucedió.

Todo un ejemplo

A la cantidad ya analizada, hay que añadir la tasa por licencia urbanística. Según consta en la solicitud de la licencia, la tasa se calculaba en 2004 en función del número de veces que la cantidad de 6.010,12 euros se encontraba en el presupuesto total y el resultado se multiplicaba por 42,55 euros. Por los 29.960,45 euros que se declararon en el Ayuntamiento de Toledo como “coste estimado de las obras”, Hípica Almenara abonó 212,75 euros en concepto de “tasa por licencia urbanística”; sin embargo, por los 600.000 euros que Bono aseguró que habían costado las obras, se tendrían que haber pagado 4.255 euros. En este caso, por el camino se quedaron 4.042,25 que el Presidente del Congreso dejó de abonar.

Por lo tanto, la cuantía total que, tanto por tasas como por ICIO, tendría que haber sido satisfecha al Consistorio suma 25.061,44 euros. Si a esta cantidad le restamos lo que realmente fue entregado al Ayuntamiento, éste dejó de percibir casi 25.000 euros, concretamente, 24.848,69 euros. Y aunque se trate de una cantidad pequeña, lo cierto es que con la situación actual de asfixia financiera que sufren los Ayuntamientos, en la que cualquier cantidad es bienvenida para invertir en servicios públicos, sienta mal que la posición de un ciudadano -en aquellas fechas Bono era presidente de la Comunidad de Castilla La Mancha-, sirva para ir, poco a poco, disminuyendo las arcas públicas. Todo un ejemplo.

Lina Sivi

http://notitiacriminis.wordpress.com/

El Extraconfidencial: “Bono defraudó casi 25.000 euros en impuestos por las obras de Hípica Almenara”

Publicado en Uncategorized por Die Rote Kapelle en 29 septiembre 2010




Solicitud de licencia de obras para Hípica Almenara

El Extraconfidencial publica hoy la noticia que se reproduce a continuación. Los documentos, a los que ha tenido acceso Notitia Criminis, parecen dejar poco lugar a las dudas y salvo que el “entorno de Bono” o el propio Bonopresenten prueba documental de la existencia de autoliquidaciones complementarias que desmientan el fraude denunciado por el Extraconfidencial, el hecho resulta claramente definidor de lo que ha sido el bonismo en Castilla-La Mancha.

Como detalle a tener en cuenta, la solicitud de obras está firmada por Francisco Javier Montalvo, hombre que además de aparecer como administrador en varias de las mercantiles que componen el complejo empresarial de los Bono, ya se publicó que aparece ligado a los negocios de otro amigo de la familia: Rafael Santamaría Trigo, presidente de Reyal-Urbis.

Al Presidente del Congreso se le perdieron por el camino 20.806,44 euros que dejó de abonar en concepto de impuestos
El Ayuntamiento de Toledo tendría que haber percibido 25.061,44, euros por lo que dejó de ingresar 24.848,69 euros

Ha saltado a la luz pública casi cada detalle de las famosas obras que el constructor Francisco Hernando, alias El Pocero, realizó para la hípica de José Bono, Presidente del Congreso. Sin embargo, existe un detalle, que, aunque menor, no deja de ser un auténtico escándalo de cara a los contribuyentes y a la situación de sequía económica que viven actualmente Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Casi 25.000 euros dejó de pagar Bono al Ayuntamiento de Toledo en concepto de Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y tasas por licencia urbanística.

Según la documentación a la que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, el Presidente del Congreso, solicitó al Ayuntamiento de Toledo una licencia menor para “instalar gradas prefabricadas, asfaltar el aparcamiento y vallado de madera”. El coste de esas obras, que pagaron los patrocinadores de Hípica Almenara y que ejecutó El Pocero, fue declarado por la sociedad en 29.960,45 euros y el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), a facturar por el consistorio ascendió a 1.093,56 euros. Hasta ahí todo correcto. El problema es que esos datos no eran del todo ciertos.
Una jugada maestra

La multitud de noticias que ha provocado la relación, ahora inexistente, entre Bono y El Pocero, ha supuesto también una fuente de información. Gracias a ello, toda España sabe que las obras de la famosa Hípica rondaron los 600.000 euros y, por tanto, el impuesto que Bono tendría que haber abonado al Consistorio, ascendería a 21.900 euros, el 3,65 por ciento del importe total. Es decir, al ex presidente de Castilla La Mancha se le perdieron por el camino 20.806,44 euros que dejó abonar en concepto de impuestos.

La licencia fue emitida en febrero de 2004, por tanto, el posible delito de defraudación ya está prescrito. Sin embargo, según las fuentes consultadas por este periódico, podría haber sido detectado y evitado por el Ayuntamiento si el Ayuntamiento hubiese realizado una inspección de las obras que se estaban realizando. Todos los constructores de la zona consultados aseguran que el presupuesto que se declaró “era imposible ante la transformación que sufrió la Hípica”. Por otro lado, si las auténticas cantidades se hubiesen dado a conocer con anterioridad el Consistorio podría haber solicitado otra autoliquidación e imponer una sanción a la compañía. Pero nada de eso sucedió.
Todo un ejemplo

A la cantidad ya analizada, hay que añadir la tasa por licencia urbanística. Según consta en la solicitud de la licencia, la tasa se calculaba en 2004 en función del número de veces que la cantidad de 6.010,12 euros se encontraba en el presupuesto total y el resultado se multiplicaba por 42,55 euros. Por los 29.960,45 euros que se declararon en el Ayuntamiento de Toledo como “coste estimado de las obras”, Hípica Almenara abonó 212,75 euros en concepto de “tasa por licencia urbanística”; sin embargo, por los 600.000 euros que Bono aseguró que habían costado las obras, se tendrían que haber pagado 4.255 euros. En este caso, por el camino se quedaron 4.042,25 que el Presidente del Congreso dejó de abonar.

Por lo tanto, la cuantía total que, tanto por tasas como por ICIO, tendría que haber sido satisfecha al Consistorio suma 25.061,44 euros. Si a esta cantidad le restamos lo que realmente fue entregado al Ayuntamiento, éste dejó de percibir casi 25.000 euros, concretamente, 24.848,69 euros. Y aunque se trate de una cantidad pequeña, lo cierto es que con la situación actual de asfixia financiera que sufren los Ayuntamientos, en la que cualquier cantidad es bienvenida para invertir en servicios públicos, sienta mal que la posición de un ciudadano -en aquellas fechas Bono era presidente de la Comunidad de Castilla La Mancha-, sirva para ir, poco a poco, disminuyendo las arcas públicas. Todo un ejemplo.

notitiacriminis.wordpress.com

BANCO SANTANDER, TELEFÓNICA, IBERDROLA Y ENDESA, ENTRE OTRAS
Bono pidió personalmente fondos para su hípica a una docena de grandes empresas



Imagen de Hípica Almenara, a las afueras de Toledo (Hípica de Toledo).

José L. Lobo / Alberto Mendoza13/05/2010 (06:00h)

172



José Bono pidió personalmente a una docena de grandes empresas fondos para patrocinar la hípica que él y sus cuatro hijos poseen a las afueras de Toledo, que en los últimos cuatro años ha generado unos beneficios de 1,2 millones de euros. Esos patrocinios, según las fuentes consultadas por El Confidencial, son la principal fuente de ingresos de Hípica Almenara S. L., de la que el presidente del Congreso conserva el 80% de las acciones.

Banco Santander, Telefónica, Endesa, Iberdrola, Mahou, Coca Cola, Seguros Pelayo o Beatriz Hoteles son algunos de los patrocinadores de Hípica Almenara, a la que pagan un canon anual por anunciarse en las vallas publicitarias instaladas en el recinto. Otras empresas también patrocinan las competiciones que se celebran habitualmente en el hipódromo de los Bono, como el Concurso Internacional de Saltos de Toledo, que reunirá a partir de mañana, y durante todo el fin de semana, a algunos de los mejores jinetes nacionales y extranjeros.

"Sin esos patrocinios sería absolutamente imposible que la hípica tuviese unos beneficios tan elevados", aseguran las fuentes consultadas. La tarifa por el pupilaje de un caballo en Hípica Almenara, que incluye cuadra individual, cama, limpieza y forraje, se eleva a 325 euros mensuales, a los que hay que sumar otros 100 euros si el propietario del animal quiere contar con los cuidados de un mozo de cuadra. La otra fuente de ingresos procede de las clases de equitación, pero en este caso no todos los beneficios revierten en Bono y sus hijos, ya que ese servicio está subcontratado con otra empresa.

Red de influencias

Según las mismas fuentes, Bono gestionó personalmente los patrocinios publicitarios de la hípica valiéndose de la tupida red de influencias que fue tejiendo durante su etapa como presidente de Castilla-La Mancha, más tarde como ministro de Defensa y, desde 2008, como presidente del Congreso de los Diputados. "Era él quien llamaba directamente a las empresas para que contratasen las vallas publicitarias. Su hijo José sólo tiene 25 años, y por supuesto no tiene los contactos de su padre. Y el administrador de la empresa, Ramón Navas, era el chófer de Bono en su época de presidente autonómico", añaden las mismas fuentes.

"Hípica Almenara debe ser la hípica más rentable de España", sostienen fuentes del PP. "Tan sólo tiene una nómina y ninguno de los accionistas cobra sueldo alguno. Además, es una actividad mercantil incompatible por ley con el cargo de presidente de una comunidad autónoma, que Bono ocupó hasta 2004, y la hípica se constituyó en 2001", precisan las mismas fuentes.

Según los datos que constan en el Registro Mercantil de Toledo, Hípica Almenara nunca ha repartido dividendos entre sus cinco accionistas: Bono y sus hijos Amelia,Ana, José y Sofía. Todos los beneficios obtenidos desde su creación han sido reinvertidos en este negocio familiar, a cuyo nombre figura registrado el apartamento que Bono y su mujer, Ana Rodríguez Mosquera, compraron recientemente en El Campello (Alicante) por 360.000 euros.

El empresario Rafael Santamaría, dueño de Reyal Urbis e íntimo amigo de Bono,regaló a Hípica Almenara varios caballos para que los montara el hijo de éste en competiciones nacionales e internacionales de salto. Además, el presidente del Congreso compró en 2005, siendo ministro de Defensa, un caballo llamado Farceur du Haul que costó 100.000 euros y pagó en billetes de 500 envueltos en papel de periódico. El animal fue facturado cuatro meses después a nombre de Rafael Hoteles S. A., otra de las empresas de Santamaría.

Almenara acogerá el Concurso Internacional de Saltos de Toledo

Porcelanosa e Iberdrola patrocinarán otra vez en mayo la hípica de los Bono

Oxer Sport SL organiza el evento y cede la retransmisión a TVE para rentabilizarla en publicidad

Geolocalización de la noticia
Mapa
J. Bustos, 12 de febrero de 2011 a las 11:24

José Bono.
José Bono.
EFE
 Gracias a la generosidad de los patrocinadores, la hípica ha dado en los últimos cuatro años unos beneficios de 1,2 millones de euros 
Una competición en la hípica Almenara./>

Una competición en la hípica Almenara.

  • Una competición en la hípica Almenara.


La familia Bono ha encontrado en Porcelanosa un aliado financiero de lo más solícito. La boyante compañía azulejera pagó en 2004 obras por importe de 284.000 euros a una empresa de Francisco Hernando, El Pocero, cuya constructora llevó a cabo varias reformas en Hípica Almenara, el hipódromo propiedad de los Bono.


En concreto, el dinero se empleó en reformarla pista de saltos, las gradas para el público, el alcantarillado y el aparcamiento, y en construir estancias para los empleados.


Pues bien, Porcelanosa e Iberdrola serán los principales espónsores de los dos grandes premios del Concurso Internacional de Saltos de Toledo, que se disputará en la hípica de Bono del 13 al 15 de mayo. El premio para el ganador ascenderá a 70.000 euros.


La página web que anuncia el evento pertenece a Oxer Sport SL, una empresa dedicada a la organización y esponsorización de eventoshípicos, la cual cede las retransmisiones ya editadas de las competiciones de manera gratuita a TVE, que a cambio se compromete a su emisión.


El negocio para Oxer está en la gestión de patrocinios, por lo que se beneficia de la cobertura de TVE para atraer anunciantes y fijar en función de la audiencia sus tarifas publicitarias.


Así, las evoluciones ecuestres del hijo de Bono, también llamado José y jinete de profesión, han logrado un impacto mediático envidiable, al mismo tiempo que, gracias a la generosidad de los patrocinadores, la hípica ha dado en los últimos cuatro años unos beneficios de 1,2 millones de euros.

GENEROSOS PATROCINADORES

Bono utilizó sus poderosas influencias cosechadas como dirigente político para acceder a importantes empresas con las que negociar patrocinios para su hípica.

Banco Santander, Telefónica, Endesa, Iberdrola, Mahou, Coca Cola, Seguros Pelayo o Beatriz Hoteles son algunos de los patrocinadores de Hípica Almenara, a la que pagan un canon anual por anunciarse en las vallas publicitarias instaladas en el recinto.

En el caso de eventos extraordinarios, como el próximo Concurso Internacional de Saltos de Toledo -que reunirá a los mejores jinetes del panorama nacional y extranjero-, otras empresas participan en el patrocinio del hipódromo de los Bono: tal es el caso de Iberdrola y Porcelanosa.

OTROS AGASAJOS

Porcelanosa agasajó la pasada semana a una de las hijas de José Bono con una exclusiva gala nada menos que en el Palacio de Buckingham.

La hidalguía manchega se encaramó así a lo más alto del rancio abolengo británico, pues la velada estuvo organizada por el príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa, Camilla Parker, a beneficio de su fundación Children and the Arts.

Ana Bono fue aquella noche una más entre las más granadas figuras del papel cuché, como Cayetano Rivera, Eugenia Martínez de Irujo, Javier Fitz-James, María Chávarri, Luis Alfonso de Borbón, Nuria Fernández-Tapias.

El viaje y la estancia en la capital británica de la hija de Bono, de la Preysler -icono mediático de la marca azulejera-, de la duquesa de Alba y del resto de la comitiva española fueron enteramente costeados por Porcelanosa.

Se da la circunstancia de que justamente el último acto social en el que fueron vistos José Bono y Ana Rodríguez Mosquera antes de romper su matrimonio fue la boda del hijo del presidente de Porcelanosa, Manuel Colonques Sanz, en julio de 2010.

periodistadigital.com




José Bono.

Agencia EFE
Su secretaria, cuando era presidente de Castilla-La Mancha, representó legalmente a la empresa
Cinco de los seis trabajadores que tiene Hípica Almenara, propiedad de la familia Bono, son ilegales
Hace dos semanas declaró ante la polícia el encargado de la instalación por este motivo


L.G., 27 de junio de 2010 a las 18:02

La secretaria también ocupó un cargo en el Ministerio de Defensa y hoy es asesora de Bono en el Parlamento

/

Ana Rodríguez con José Bono.



El centro hípico que montó la familia Bono-Rodríguez en 2001 cuenta en la actualidad con seis trabajadores. Cinco de ellos, según el diario La Gaceta, son ilegales.


Inicialmente, sólo un empleado aparecía como "sin papeles".


Por este motivo, hace dos semanas tuvo que declarar como imputado ante la Policía Ramón Navas Barchino, encargado de Hípica Almenara.


Levantada en 2001, las gestiones ante el Ayuntamiento de Toledo para obtener la licencia de obra fueron hechas por una de las dos secretarias oficiales de José Bono en la Junta de Castilla-La Mancha, hoy nombrada por él asesora de Presidencia del Congreso.


Parte de esas obras se hicieron al margen de la licencia municipal otorgada por el ayuntamiento.


Ésta contemplaba un proyecto inicial con un importe notablemente menor al coste final de la ejecución. Un año después, el consistorio en manos de Manuel Molina optó por legalizarlas.


Hace dos semanas, los medios de comunicación informaban acerca de que un trabajador de la empresa hípica de José Bono había sido detenido.


El encargado de la misma, Ramón Navas Barchino, ofrecía una versión de los hechos que continúa manteniendo:


"Era un trabajador que no tiene ninguna relación con Hípica Almenara; lo único que yo hice fue pasar por dependencias policiales para hablar de esta situación y aportar la documentación necesaria para explicar que ese empleado no tiene nada que ver con nosotros. Eso es todo lo que puedo decir".


Barchino atribuye la relación laboral del detenido a los propietarios del equino que cuidaba el mozo y que el centro tenía en pupilaje.


Sin embargo, los detenidos fueron cinco trabajadores de la hípica: cuatro rumanos y un brasileño. Éste último, además, tenía falsificados los papeles que acreditan su identidad real ante los agentes de extranjería.


Según informaciones de fuentes policiales que investigaron el caso, los cinco empleados de José Bono son ilegales por carecer de los pertinentes permisos de trabajo.


Éstos últimos los concede la Delegación de Trabajo de la provincia donde va a ser contratado. Por lo que respecta a los empleados rumanos, hubiera bastado con esta gestión; el brasileño requería previamente legalizar su situación con el preceptivo permiso de residencia que debía haber solicitado ante la comisaría de Toledo.


Todos en plantilla


Lejos de la versión de los hechos ofrecida por Barchino, lo cierto es que él mismo fue detenido por los agentes que le tomaron declaración como imputado.


Nombrado administrador único de Hípica Almenara desde 2009, explica a este periódico que el total de trabajadores del centro, incluido él, son seis, y asegura que "todos estamos en plantilla".


Los cinco trabajadores ilegales se han ido incorporando a lo largo de los años. El primero de ellos entró a trabajar en 2002, otros tres -entre ellos el brasileño- comenzaron a trabajar para José Bono en 2006 y el último lo hizo en 2007.


Ahora, el expediente por la infracción de la Ley de Extranjería cometida por la empresa de José Bono debe resolverlo el delegado de Gobierno, Máximo Díaz Cano.


Éste ocupa desde el 18 de octubre de 2005 el cargo de delegado de Gobierno en la Comunidad de Castilla la Mancha. Ex consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, Díaz Cano es considerado como un hombre de José Bono.

Respecto al resto de profesionales que trabajan en Hípica Almenara, Ramón Navas Barchino ofrece explicaciones algo confusas:

"Los profesores facturan de forma autónoma; tienen una empresa particular. Su contrato es de uso de las instalaciones. La relación con ellos es un contrato oral, ellos son independientes".

Los profesores de equitación también son cinco; entre ellos destacan los hermanos Honrubia. El hijo del actual presidente del Congreso compite con dos caballos propiedad de ellos: Winston y Moreau, éste inscrito a nombre de la madre de los Honrubia.

Datos del Registro

Las cuentas presentadas por Hípica Almenara ante el Registro Mercantil desde 2002, no hacen referencia a ninguna facturación cruzada con otras empresas, salvo con Attack, de la que es apoderado José Bono Rodríguez, y con Saja, la patrimonial de la familia.

Tampoco se recoge gasto de personal alguno hasta el año 2006, pese a que ya desde sus inicios cuenta al menos con dos empleados en el recinto.

Ese año, la empresa de la que José Bono posee el 80% de las acciones, paga 47.758,63 euros en salarios; en 2007 la cantidad aumenta a 77.393, 98 euros. Las cargas sociales se acercan a los 35.000 euros.

Curiosamente, en 2008, cuando "la plantilla" está integrada por seis empleados, la partida presupuestaria relativa a los sueldos se reduce respecto a años anteriores y tan sólo reconoce unas cargas sociales de 26.129,96 euros.

Únicamente detalla un sueldo, correspondiente al órgano de administración -que ejerce Ramón Navas Barchino-, de 22.521,19 euros.

LA SECRETARIA OFICIAL

Las actas del Ayuntamiento de Toledo de 2001 no dejan lugar
a dudas.

Una de las dos secretarias oficiales de José Bono durante su etapa como presidente de Castilla-La Mancha fue quien solicitó la licencia municipal de obras en Hípica Almenara, la empresa propiedad de la familia del presidente del Congreso.

Campa también ocupó un cargo en el Ministerio de Defensa y hoy es asesora de Bono en el Parlamento.


  • José Bono 'olvidó' declarar la hípica de su propiedad
    BONO - FALTA TRANSPARENCIA
    José Bono 'olvidó' declarar la hípica de su propiedad
    261 comentarios X.Horcajo
    A pesar de que la ley le obliga a ser transparente, la declaración de Bono no incluye que es propietario de la Hípica Almenara, que gana al año más de 300.000 euros. El patrimonio de José Bono es ya un ‘murmullo’ urbano.
  • José Bono, presidente del Congreso y ex presidente de la Junta de Castilla-La Mancha durante seis legislaturas, omitió en su declaración de actividades su condición de propietario de una hípica de relumbrón en las cercanías deToledo, a pesar de que ésta produjo 316.000 euros de resultados en sus cuentas de 2008 y de que en el sector hípico se la considere empresa de primera categoría en la zona. Bono (Salobre, 1950) se ufanaba hace pocas semanas de que “los políticos son el colectivo más transparente y honrado”, aunque no predique con el ejemplo.
    José Bono Martínez es propietario de la Hípica Almenara SL; así como apoderado de La Atalaya 52 SL, actividades que no declara entre las privadas, a pesar de que así lo exige el artículo 160, en su apartado C, que precisa: “La declaración de actividades incluirá en general, cualesquiera actividades que proporcionen o puedan proporcionar ingresos económicos”.  
    Puede discutirse si ser administrador de una empresa con aspecto de patrimonial como La Atalaya 52 –con sede en su propio domicilio de Olías del Rey (Toledo)– puede proporcionar ingresos. Pero no declarar entre sus actividades la condición de propietario de un negocio boyante como laHípica de los alrededores de Toledo, repleta –como está– de caballos de pura raza y de clientes distinguidos, suena a que Bono cree bien poco en esas declaraciones que exhibe ufano en la Cámara.

    Pura sangre

    La Sociedad Hípica Almenara –situada a siete kilómetros de Toledo, dirección Ocaña– presentó una cifra de ventas en 2008 de 295.683,67 euros, sobre un activo total de 2,2 millones de euros y produjo un resultado de 316.100,3 euros. Tenía seis empleados. La sociedad  se dedica a explotar fincas rústicas y ganaderas, a organizar eventos sociales, deportivos y de ocio y a todo lo que esté relacionado con la hípica: pupilaje, estancia, cuidados, transporte, doma y alquiler de equinos.  En las obras de la empresa de Bono hace pocos años intervino de forma importante la empresa Onde 2000, de Francisco Hernando, el Pocero.
    ¿Qué hay de la transparencia? ¿Se ha dado cuenta José Bono de que la ley hace mención a “cualesquiera actividades que proporcionen o puedan proporcionar ingresos económicos”? No declarar es entonces una falta de transparencia. Sobre todo, si tenemos en cuenta que Bono es titular del 80% de la empresa Hípica Almenara, con lo que se retribuye o se puede retribuir el 80% de los dividendos del negocio hípico. El resto de los accionistas son sus cuatro hijos a razón de un 5% cada uno.
    Cuando las encuestas del CIS hablan de que los españoles sitúan como causa de preocupación a la clase política, no sólo se refieren a los casos de corrupción, sino a un aroma de cinismo en el que se protegen con cualquier clase de subterfugio. Venimos de una legislación que permitía dar publicidad a las declaraciones de actividades (ley orgánica 5/1985, de 19 de junio), aunque luego se cercenaba esa posibilidad restringiendo el acceso a esas declaraciones. Las Mesas de Congreso y Senado supieron llegar a un acuerdo para que se mostraran las “vergüenzas” de los electos. Sólo previo escrito “razonado” y autorización de la Mesa. Aun superando todas esas trabas, sólo podían ser vistas en presencia de funcionario y sin posibilidad de fotocopiarla.
    Así supimos vivir los españoles 19 años. Sin poder echar la cuenta de lo que tiene éste o aquel parlamentario. Pero el Congreso aprobó el pasado 21 de noviembre –sin votos en contra– el primer dictamen de la Comisión del Estatuto del Diputado, al que todos los ciudadanos tendrían acceso para conocer las actividades al margen de la labor parlamentaria de los diputados.
    El propio presidente de la Cámara, José Bono, justificó la iniciativa subrayando: “España es una sociedad abierta y transparente que exige que sus instituciones lo sean cada vez más” y que gracias a ella se “remueven los obstáculos” que hasta ahora impedían dar publicidad a las sesiones plenarias en que se debaten los dictámenes sobre incompatibilidades de los diputados. Sin embargo, en su declaración se le olvidaron dos cosas: dos actividades privadas que producen o pueden producir ingresos.

    Signos externos

    Otra cosa es que estos ingresos no resuelvan el “murmullo urbano” suscitado en torno al supuesto inmenso patrimonio acumulado por Bono, hijo de alcalde falangista y convertido en político de la izquierda española. Quizá se apoya en signos externos –como le pasó a Aznar– ya que la boda de su hija, Amelia Bono, con Manuel –hijo de Raphael– dio pábulo a mucha conjetura sobre el enriquecimiento de los Bono, luego favorecida por la compra de un lujoso piso para su hijo.
    Y eso que de Bono deberíamos conocer bien sus ingresos. Depende de la vida pública desde 1979, cuando se convirtió  en diputado del PSOE por Albacete (tenía 29 años). Antes sólo fue pasante, tras acabar sus estudios de Economía y Derecho en Icade. Su salario también era público cuando ejerció de virrey manchego (1983-2004), luego en el Consejo de Estado y por último como presidente del Congreso.
    Bono superó –sin salpicaduras– el hundimiento de Caja Castilla La Mancha, cuyo presidente, Juan Pedro Hernández Moltó, era de su clan político. Moltó había sido presidente regional del PSOE durante ocho años, pero luego fracasó en su intento de convertirse en alcalde de Toledo. Le venció el candidato del PP, José Manuel Molina. El PP ganó también la Diputación; lo que dejaba a Moltó compuesto y sin silla. Bono le sitúo en la presidencia de Caja Castilla-La Mancha (CCM), la gran financiadora del boom de la construcción en la región, ribeteado con episodios como el de Seseña o con megalómanos proyectos como el aeropuerto de Ciudad Real.
    A título personal, Bono cultivó excelentes relaciones con empresarios de la construcción y del sector de las renovables. Los Entrecanales (Acciona); los Del Pino (Ferrovial); las Koplowitz (FCC); Íñigo de Oriol (Iberdrola); a otros más regionales como: Sánchez Domínguez (Sando); Aurelio González (AG); Francisco Hernando o Ignacio Barco.

  • dictadores y cómplices

    Publicado por: Javier Pérez de Albéniz en: Jueves, 10 febrero, 2011
    En: General
    84 Comentarios

    “Cómplice y asesino, van por el mismo camino”. Anónimo.

    El pobre Mubarak, un dictador de manual pese a considerarse socialdemócrata y pertenecer hasta hace cuatro días a la Internacional Socialista, ha caído en desgracia: la comunidad política internacional le está dando la espalda y, tarde o temprano, y siempre en contra de su voluntad totalitarista, tendrá que abandonar Egipto y gastarse la fortuna que ha robado en burdeles y casinos de alguna ciudad europea. Mientras se solucionan los flecos de este derrocamiento, el de un sátrapa ya amortizado, otros tiranos en activo reciben la visita cordial y oficial de los mismos que exigen democracia en Egipto.Disfrutemos pues de la máxima expresión de la política: la hipocresía.



    Una delegación del Congreso de los Diputados, encabezada por el socialista José Bono, se encuentra en estos momentos de visita oficial en Guinea Ecuatorial, el país más corrupto del mundo después de la República Democrática del Congo (según el Fondo Monetario Internacional). A los ilustres viajeros, entre los que se encuentra Duran i Lleida (ya saben, el diputado que no quiere funcionarios y gente pobre en el Congreso), les ha recibido nada más y nada menos que Teodoro Obiang, presidente del país y uno de los dictadores más longevos, crueles y voraces de África. Concretamente el octavo líder mundial más rico, según la revista ‘Forbes’, con más de 600 millones de euros de patrimonio. Una cifra sorprendente, si tenemos en cuenta que la población guineana sobrevive con una media de dos dólares al día, tres de cada cuatro personas sufren malnutrición, y el Gobierno sólo invierte el 1% del presupuesto del país en sanidad, el índice más bajo de los países africanos investigados por el FMI.

    Alguien podría pensar que el viaje organizado por Bono con dinero público tiene sentido, puesto que nuestros representantes exigirán a Obing que deje de robar, que deje de secuestrar y matar, y que convoque unas elecciones realmente democráticas, no como las últimas, que ganó encarcelando a la oposición y obteniendo el 99,9% de los votos. Pero yo, que soy un malpensado y un antisocial, creo que éste no es el motivo del viaje…

    Creo que la delegación española del Congreso de los Diputados ha ido a la ex colonia a hacer negocios: España es el tercer cliente de Guinea, y el segundo abastecedor, aunque lo cierto es que exportamos poco e importamos mucho, sobre todo petróleo. En un país en descomposición es difícil conocer estadísticas y cifras reales, pero podría servir como ejemplo que en 1998, de los 130 millones de dólares por ingresos petrolíferos que obtuvo Guinea, 96 fueron a parar a las cuentas personales de Obiang.

    Nada más abrazarse con Obiang, Bono ha señalado a los medios locales el objeto de la visita: “reforzar los lazos entre nuestros dos países, ya que compartimos una misma cultura, una misma lengua y es necesaria esta unión social. No se puede ignorar lo que nos une, que es muchísimo más de lo que nos separa”. La oficina ecuatoguineana de Información y Prensa confesó que han acordado “transmitir un listado de inversores de la sociedad española con interés en invertir en Guinea Ecuatorial”.

    “Este viaje de Bono ¿le incomoda o no?”, preguntó Ana Pastor en “Los desayunos de TVE” a Trinidad Jiménez, ministra de Asuntos Exteriores. Jiménez respondió de la manera más brillante e inteligente de la que parecía capaz: “Yo mantengo relación fluida con todos los países, y también con Guinea Ecuatorial, el único país de África en el que se habla español. José Bono me pidió mi opinión, y a mí me pareció muy bien. Bono siempre lo hizo buscando el apoyo de los partidos. Creo que ese viaje es bueno para los intereses de España”.

    Siempre ha habido dictadores de primera y dictadores de segunda, como hay políticos de primera y políticos de segunda. En ocasiones, sin importales su categoría, reman en la misma dirección, y se convierten en cómplices.

    P.D.

    “La calidad del aire en Madrid es la mejor que hemos tenido en la historia. El paro asfixia más que la contaminación”, dice Ana Botella, flamante concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid. Cuando preguntan a Gallardón por esta respuesta, el alcalde calla. Cómplices.
  • José Bono recibió regalos de conocidos constructores
      José Bono recibió regalos de conocidos constructores
    Rafael Santamaría, presidente de Reyal Urbis
    REPÚBLICA | MADRIDPUBLICADA EL 05-07-2010
    La polémica que envuelve al presidente del Congreso, José Bono, en torno a su abultado patrimonio llega a hablar incluso de regalos de importantes constructores a cambio de favores. Precisamente hoy El Mundo informaba de que el Gobierno de Castilla-La Mancha presidido por vulneró la Ley al autorizar en 2003 la aprobación de la promoción inmobiliaria de Francisco Hernando, más conocido como 'El Pocero', en la localidad toledana de Seseña. Pero ya desde hace varios meses algunos medios apuntan que al rápido incremento de su patrimonio también han ayudado los regalos recibido por parte de importantes constructores. Entre otros, la familia Bono podría haber recibido un Porsche, dos caballos de competición o decoraciones de dos de sus casas por parte de empresarios del sector.

    El pasado mes de mayo la prensa recogía que la mujer de Bono, Ana Rodríguez Mosquera habría recibido por parte de El Pocero un Porsche Cayenne. El vehículo, valorado en caso 80.00 euros y con una potencia de 385 caballos, es precisamente el que habitualmente utiliza la mujer del político para sus desplazamientos en sustitución al todoterrreno Jeep Gran Cherokee que la familia del presidente del Congreso había utilizado hasta ese momentos.

    Por parte del político, un portavoz de Rodríguez Mosquera negó el presunto regalo, al igual que El Pocero al tiempo que amenazaron con emprender acciones legales. En concreto, el portavoz de Hernando afirmaba en un comunicado que “nunca ha existido regalo alguno”.

    Las relaciones de Bono y su mujer con el constructro fueron muy estrechas hasta que en 2008 estalló el escándalo de la macrociudad que El Pocero levantó en Seseña sobre un terreno de casi dos millones de metros cuadrados, sin agua ni servicios, tras recibir en 2003 la autorización del ex alcalde socialista de la localidad, José Luis Martín.

    El Pocero, a través de un portavoz, afirmó que las relaciones entre ambos se limitaban al ámbito profesional y administrativo y que se conocieron después de ser aprobadas las obras del Residencia de Seseña. Sin embargo, la prensa no ha dejado de apuntar que la relación iba más allá ya que era habitual que ambas familias compartieran jornadas festiva en el hipódromo propiedad de Bono y sus cuatro hijos en las afueras de Toledo.

    Regalos del presidente de Reyal Urbis

    Pero José Bono también ha recibido regalos por parte del empresario Rafael Santamaría, dueño de Reyal Urbis y de la cadena Rafael Hoteles.

    En este sentido, varios diarios apuntaban el pasado mes de mayo que el constructor regaló varios caballos a la hípica del presidente del Congreso para que los montara uno de sus hijos en competiciones. Asimismo, Santamaría también pagó supuestamente la decoración de dos viviendas propiedad de la familia Bono en Olías del Rey (Toledo) y Salobre (Albacete) además de permutar dos lujosos áticos en Estepona, Málaga, por un piso de menor valor que José Bono y su mujer tenían en Madrid.

    En cuanto a los caballos, Santamaría habría pagado más de 200.000 euros por Farceur du Haul y Jikael de la Babette, adquiridos en Francia en 2005 y 2006 registrados a nombre de Rafael Hoteles S.A. Según apuntan los órdenes de salida de algunos trofeos y premios celebrados entre el 2005 y el 2008 el hijo del presidente del Congreso y dueño de Reyal Urbis figuraban como jinete y propietario respectivamente.

    Pero la amistad entre Bono y Santamaría va más allá. Una de las hijas del político, Ana, trabajó en la asesoría jurídica de la constructora y durante tres semanas llegó a figurar como apoderada.

    Asimismo, según apuntaba La Gaceta, el empresario pagó en 2001 a Bono la decoración del dormitorio de su hija Sofía en la casa de Olías del Rey. Además, el diario también informó de que Santamaría había enviado mobiliario para decorar la otra casa de Bono, en Salobre al tiempo que destapó una inusual operación entre político y empresario.

    En concreto, Santamaría cmabió a la familia Bono dos áticos de lujo de nueva construcción en Estepona por un piso en Mirasierra. Según pormenorizaba el diario Público, los áticos de Estepona sumaban 267 metros valorados en 925.000 euros mientras que la casa por la que fueron intercambiados fue comprada en 1982 por 35.000 euros.

    En paralelo, los diarios revelaban que a la empresa Reyal Urbis, promueve 10.000 viviendas en la denominada Ciudad del AVE o Valdeluz, en Guadalajara, junto a la estación de tren de Yebes. El proyecto fue autorizado por la Junta de Castilla-La Mancha, precisamente cuando la presidía Bono.

    Además, a la constructora le recalificaron un terreno en el Paraje de Valdecubas, en Toledo, donde Reyal Urbis se plantea la construcción de 6.986 viviendas, de las que sólo una tercera parte sería protegidas.

    En este contexto, los populares no han dejado de pedir a José Bono que aclare si el espectacular incremento de su patrimonio esta suficientemente justificado.

'EL POCERO' PRESUMIÓ EN PRIVADO DE HABERLE REGALADO EL LUJOSO VEHÍCULO

Bono ocultó el rastro del Porsche Cayenne de su mujer bajo la tapadera de Tous

TAGS  >
Bono ocultó el rastro del Porsche Cayenne de su mujer bajo la tapadera de Tous
Bono, junto a su esposa y una de sus hijas, en un acto oficial (Efe).

El presidente del Congreso, José Bono, y su esposa, Ana Rodríguez Mosquera, ocultaron durante más de tres años la propiedad del Porsche Cayenne que ésta conduce desde 2005 bajo la tapadera de Tous, la firma de joyería para la que trabaja y de la que percibe un salario de 109.000 euros anuales más un sustancioso porcentaje de las ventas.

El constructor Francisco Hernando, El Pocero, presumió en privado en reiteradas ocasiones de haber regalado un Porsche Cayenne a Rodríguez Mosquera, según han relatado a El Confidencial varios testigos. El lujoso vehículo, valorado en casi 80.000 euros, es el que utiliza habitualmente la mujer del presidente del Congreso en sus viajes. Tanto ésta como El Pocero negaron, a través de sendos portavoces, que hubiera existido ese regalo.

El automóvil, modelo S, de color negro y matrícula 4.....K, fue matriculado el 7 de diciembre de 2004 -siendo Bono ministro de Defensa- primero a nombre de Servicio 2004 S. L.; más tarde de Motor S. L.; después de Autosport Madrid S. L.; luego de Porsamadrid S. L.; a continuación de Joyerías Tous S. A. y en 2008, finalmente, la titularidad se transfirió a Rodríguez Mosquera. Ésta, sin embargo, conduce el Porsche Cayenne desde comienzos de 2005 hasta la fecha. En la actualidad está domiciliado en Salobre (Albacete), la localidad natal de Bono.

Ni rastro en Tous

Fuentes muy cercanas a Tous señalaron a El Confidencial que el Porsche Cayenne de la familia Bono nunca formó parte de su flota de vehículos de empresa. A pesar de haber estado durante años a nombre de la joyería -concretamente de su delegación de Lérida-, no hay ni rastro del lujoso coche en su banco de datos, según esas fuentes. Además, otras fuentes del entorno de Tous aseguraron que los servicios de renting de esta empresa suelen ser contratados con la marca Peugeot, y destacaron que resulta "impensable" que se haya regalado o puesto a disposición de los Bono un Porsche Cayenne.

El Confidencial también se puso en contacto, el pasado viernes, con el gabinete de comunicación de Tous, pero ningún responsable de la empresa se prestó a aclarar por qué la familia Bono registró oficialmente su Porsche a nombre de esta firma de joyería.

Cuando la mujer del presidente del Congreso comenzó a conducir el Porsche ya gestionaba varias tiendas de Tous a través de Ahorros Familiares Saja, sociedad que, hasta la separación de bienes realizada en 2006, reunía todas las propiedades adquiridas por el matrimonio. Pero, sorprendentemente, el coche no pasó a formar parte del patrimonio de Saja, ni de la franquicia de joyerías controlada por Rodríguez Mosquera, sino de la compañía matriz Tous, con sede social en Manresa (Barcelona).

Cuantiosos regalos

El sospechoso origen del Porsche se suma a los cuantiosos regalos que el matrimonio ha recibido del constructor Rafael Santamaría, así como a las maniobras del presidente del Congreso para que diversos patrocinadores financiaran la construcción de su hípica.

Como informó este diario, Santamaría regaló dos caballos de competición al político socialista entre 2005 y 2006. Los 100.000 euros que costó uno de estos animales, Farceur du Haul, fueron entregados por Bono a un estrecho colaborador en billetes de 500 envueltos en papel de periódico. Cuatro meses más tarde se preparó una factura a nombre de Rafael Hoteles S.A., empresa propiedad de Santamaría, que también figuraba como propietaria de los caballos.

Bono también utilizó sus contactos para construir a su hijo, jinete profesional, la Hípica de Toledo. Gran parte de los más de 600.000 euros que costó la obra fue abonada por las empresas que allí se anuncian, pese a que las vallas publicitarias, a excepción de una de Porcelanosa, están ubicadas en el interior del recinto. Así lo ha reconocido incluso El Pocero, cuya empresa Onde 2000 llevó a cabo parte de los trabajos. Para crear esta empresa hípica, el político socialista tuvo que vulnerar una ley que él mismo aprobó, ya que su cargo de presidente castellanomanchego era incompatible con toda actividad profesional o mercantilelconfidencial.com

EL CONSTRUCTOR Y EL PRESIDENTE DEL CONGRESO ERAN ENTONCES ÍNTIMOS AMIGOS
'El Pocero' presumió de haber regalado un Porsche de 80.000 euros a la mujer de Bono

JOSÉ BONO


El constructor Francisco Hernando 'El Pocero', declarando en un juicio oral el pasado octubre (Efe).

El constructor Francisco Hernando, El Pocero, presumió en privado en reiteradas ocasiones de haber regalado en 2005 un Porsche Cayenne a Ana Rodríguez Mosquera, la esposa de José Bono, según han relatado a El Confidencial varios testigos. El lujoso vehículo, valorado en casi 80.000 euros, es el que utiliza habitualmente la mujer del presidente del Congreso para sus desplazamientos.

Rodríguez Mosquera, a través de un portavoz oficial, negó ayer el presunto regalo y animó a El Confidencial a "ir al juzgado" con las pruebas. El Pocero, por su parte, también a través de un portavoz, retó a este periódico a demostrar que el Porsche Cayenne que conduce la mujer de Bono lo pagó el constructor, y amenazó con emprender acciones legales. En un comunicado enviado a este diario, el citado portavoz de Hernando asegura que el constructor "nunca ha alardeado de haber regalado coche alguno a nadie. En primer lugar, y sobre todo, porque nunca ha existido regalo alguno".

El Porsche Cayenne de la mujer del presidente del Congreso, modelo S, de color negro y con una potencia de 385 caballos, sustituyó al todoterreno Jeep Gran Cherokee que los Bono habían utilizado hasta ese momento como vehículo familiar.

Las relaciones de Bono y su mujer con El Pocero, ahora prácticamente rotas, fueron muy estrechas hasta que en 2008 estalló el escándalo de la macrociudad que el polémico constructor levantó en Seseña (Toledo) sobre un terreno de casi dos millones de metros cuadrados, sin agua ni servicios, tras recibir en 2003 autorización del ex alcalde socialista de la localidad, José Luis Martín. Según denunció Izquierda Unida a la Fiscalía, esta operación contó con el respaldo del Gobierno castellanomanchego presidido entonces por Bono.

Amistades y patrocinios

Pero esta provechosa amistad no surgió de manera casual. Y tampoco fue el constructor quien se acercó en primer lugar al ex presidente castellanomanchego. En realidad, fue el presidente del Congreso quien persiguió con ahínco la relación con Hernando, para lo que pidió ayuda a otros empresarios, especialmente a Justino Pérez Rodríguez, director general de Beatriz Hoteles, con quien le une una excelente relación. De hecho, esta cadena hotelera es uno de los principales patrocinadores de la hípica de la familia Bono.

El político socialista insistió a Pérez Rodríguez para que le presentara a El Pocerohasta que, finalmente, el empresario hotelero hizo coincidir a ambos en una fiesta celebrada en Mallorca. Así comenzó una estrecha amistad que sólo se torció cuando, a raíz de la macrociudad que construyó en Seseña, Hernando se vio rodeado de problemas y se sintió abandonado. "Bono dejó incluso de cogerle el teléfono", aseguran las fuentes consultadas.

Según un portavoz de El Pocero, las relaciones entre ambos "se han limitado siempre al terreno de lo profesional y lo administrativo". De acuerdo con esta versión, se conocieron mucho después de ser aprobadas las obras del Residencial de Seseña, "cuando el entonces presidente de Castilla-La Mancha le recibió en su despacho de la Asamblea de Toledo". "Su primera cita, en la que se conocieron, se hizo a la luz pública, y en un ámbito institucional".

Sin embargo, según las fuentes consultadas por este diario, durante la larga etapa de más que buenas relaciones entre Bono y El Pocero era "muy habitual" que las familias de ambos compartieran jornadas festivas en Hípica Almenara, el hipódromo propiedad del presidente del Congreso y sus cuatro hijos situado a las afueras de Toledo. El constructor y su esposa, María Audena del Saz, acompañados de sus hijos y nietos, solían acudir a la hípica los domingos para que los más pequeños montaran en pony y más tarde compartir la comida.

Familiares y empleados

En varios de los encuentros familiares celebrados en 2005, a los que también asistieron empleados de la hípica y amigos comunes, El Pocero presumió ante sus anfitriones del Porsche Cayenne con el que supuestamente obsequió a Rodríguez Mosquera, e incluso le preguntó a ésta en más de una ocasión, delante de testigos, si estaba satisfecha de las prestaciones del lujoso vehículo que presuntamente le había regalado, según han asegurado a El Confidencial algunas personas presentes en esas distendidas reuniones.

La esposa de El Pocero, según las mismas fuentes, también confesó en más de una ocasión a varias personas de su círculo de confianza que su marido le había regalado a Rodríguez Mosquera un Porsche Cayenne. Una de esas personas fue su íntima amiga Ana Martín Pato, mujer de Pérez Rodríguez, el propietario de Beatriz Hoteles.

Pese a que su estrecha relación no era ningún secreto para quienes conocían a ambas familias, tanto El Pocero como el presidente del Congreso negaron públicamente su amistad. Así, en julio de 2006 Hernando reconoció en Abc que su constructora hizo obras para Hípica Almenara, pero negó que fueran una contraprestación por un supuesto trato de favor de Bono en la aprobación de las obras de Seseña. "Nos hemos visto cuatro o cinco veces", aseguró en la citada entrevista, negando que existiera amistad entre ellos. “Contrató a mi empresa como podía haberlo hecho con otra", añadió.

"Ya no es mi amigo"

No obstante, tres años después reconoció en la revista Tiempo que Bono "era amigo mío, pero ya no lo es". "Sólo puedo decir que a mis amigos les dejo de hablar yo", apostilló orgulloso. Es evidente que para entonces su relación se había deteriorado, hasta el punto de que Hernando ha admitido que Bono no le pagó por sus trabajos en la hípica, sino que lo hicieron directamente los patrocinadores. Por su parte, el presidente del Congreso calificó ayer en El País de "cordial" su relación con El Pocero. “La normal entre un presidente de comunidad y un empresario, aunque también hubo momentos de desencuentro”, afirmó para ocultar la amistad que unió a ambas familias.

Las numerosas informaciones que cuestionan las relaciones de Bono con El Pocero -y también con el empresario Rafael Santamaría, dueño de Reyal Urbis- han llegado a la Fiscalía de la mano del PP, que ayer amplió por tercera vez el escrito con el que reclama que se investigue al presidente del Congreso. Los populares han trasladado al Ministerio Público las informaciones de El Confidencial y de otros medios como La Gaceta, El Mundo o El País, subrayando el "patente incremento del interés social que está generando el asunto". Asimismo, el PP considera que Bono ha podido cometer un delito de "cohecho pasivo impropio", según el criterio establecido por el Tribunal Supremo en el caso de los trajes de Francisco Camps.

EL HIJO DEL PRESIDENTE DEL CONGRESO LOS HA MONTADO EN DECENAS DE COMPETICIONES
El constructor Santamaría también regaló a Bono caballos para su hípica)


El hijo de José Bono, este fin de semana en Valencia (Efe).

Santamaría no quiso ayer explicar a este periódico por qué regaló a Bono y su hijo los dos caballos, por los que pagó más de 200.000 euros, según las fuentes consultadas. "No tengo ningún comentario que hacer", fue su lacónica respuesta. Por su parte, un portavoz del presidente del Congreso aseguró desconocer si el empresario regaló las dos monturas o si Bono Rodríguez fue su jinete, si bien reconoció que Santamaría y el ex presidente de Castilla-La Mancha "son amigos desde hace 20 años".

Al menos dos de los caballos que el hijo del presidente del Congreso ha montado en decenas de concursos hípicos fueron pagados por Santamaría: Farceur du Haul yJikael de la Babette. Bono Rodríguez, jinete profesional, es el propietario, junto a su padre y sus tres hermanas, de Hípica Almenara S. L., un complejo situado a las afueras de Toledo que ocupa una superficie de más de 10 hectáreas, en las que se reparten sus tres pistas, las cuadras, los boxes de concurso y la zona de parking.

Codeándose con la élite

Este fin de semana, precisamente, el hijo del ex presidente de Castilla-La Mancha ha participado en Valencia en el Gran Premio de España de Hípica, primera prueba en el calendario del Global Champions Tour 2010, donde tuvo enfrente, entre otros jinetes y amazonas, a Carlota Casiraghi, hija de Carolina de Mónaco; Marta Ortega, hija del empresario Amancio Ortega; Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la Duquesa de Alba, o la infanta Elena de Borbón, que finalmente no compitió debido a la intervención quirúrgica a la que fue sometido el sábado su padre, el rey Don Juan Carlos, en el Hospital Cínico de Barcelona.

Tanto Farceur du Haul como Jikael de la Babette, dos caballos de competición nacidos en Francia, fueron adquiridos por Santamaría en 2005 y 2006, respectivamente, y registrados a nombre de Rafael Hoteles S. A., filial de Reyal Urbis. Entre 2005 y 2008, Bono Rodríguez fue el único jinete de ambos equinos, que permanecieron durante ese tiempo en las instalaciones de Hípica Almenara. Según revelan las órdenes de salida de decenas de trofeos y grandes premios celebrados en esos cuatro años, el hijo del presidente del Congreso y el dueño de Reyal Urbis figuran como jinete y propietario, respectivamente, de los dos caballos.

Bono Rodríguez reconocía en 2007, en una entrevista concedida al también jineteÁlvaro Zambrano y colgada en la web infoecuestre.com, que Farceur du Haul fue su primer caballo de competición. "¿Qué caballos tienes actualmente?", le preguntaba su compañero y rival en las pistas. Y el joven Bono -que el próximo 16 de septiembre cumplirá 26 años- respondía: "Tengo a Farceur du Haul, que es mi primer caballo y tiene 14 años. Es un gran caballo que ha hecho su labor perfectamente, pero que por su edad no puede hacer todos los concursos del año. Por eso ahora me compré el caballo Olympic 7, para el que tengo muchas expectativas".

Una extensa lista de regalos

La amistad que une a Bono y Santamaría no se ha materializado únicamente en caballos de competición. Una de las hijas del matrimonio Bono-Rodríguez, Ana, trabajó en la asesoría jurídica de Reyal Urbis, y durante tres semanas llegó a figurar como apoderada. Asimismo, la lista de regalos y presuntos favores entre ambas familias es cuanto menos sorprendente. Según publicó el diario La Gaceta, el empresario pagó en 2001 al actual presidente del Congreso la decoración del dormitorio de su hija Sofía en la casa familiar de Olías del Rey (Toledo). Un chalet que ha sido objeto de polémica desde su adquisición, ya que, como informó El Confidencial, Bono compró en 1995 esta propiedad de 401,28 metros cuadrados gracias a la generosidad de un constructor anónimo.

Y es que el entonces presidente de Castilla-La Mancha no utilizó los servicios de una entidad financiera ni recurrió a sus ahorros para pagar la casa, sino que, como reconoció en su declaración de bienes de 1997, adquirió una deuda directa con el constructor de 90.443 euros. No obstante, no detalló su identidad ni a qué tipo de acuerdo había llegado.

El citado diario también informó de que Santamaría había enviado mobiliario para decorar otra casa de Bono, esta vez en Salobre (Albacete), y destapó una inusual operación inmobiliaria entre el político manchego y la promotora Reyal Urbis.Santamaría cambió a la familia Bono dos áticos de lujo de nueva construcción en Estepona (Málaga) por un piso localizado en la madrileña colonia de Mirasierra.Según documentos a los que tuvo acceso el diario Público, medio considerado muy cercano a La Moncloa, los áticos de Estepona sumaban 267 metros y fueron valorados por Reyal en 925.000 euros; mientras que la casa por la que fueron intercambiados tenía 25 años de antigüedad y fue comprada en 1982 por 35.000 euros.

Un patrimonio de 6 millones de euros

El Partido Popular trasladó a la Fiscalía General del Estado todas las informaciones periodísticas relacionadas con el patrimonio de Bono para aclarar si está suficientemente justificado. Sin embargo, la Fiscalía, tras estudiar la documentación aportada por el político socialista, descartó la existencia de una conducta delictiva. El PP acusó a Cándido Conde-Pumpido de actuar a las órdenes del PSOE y del Gobierno, y se dirigió de nuevo al Ministerio Público para que reclamara a la Junta de Castilla-La Mancha “las adjudicaciones en los últimos diez años de contratos de obras, servicios o cualquier beneficio urbanístico”.

Con esta solicitud, el PP pretende conocer cualquier relación de la Junta con las empresas de Santamaría. La más controvertida se refiere a Valdeluz o ciudad del AVE. El dueño de Reyal promueve 10.000 viviendas próximas a la parada del tren de alta velocidad, una gran operación que autorizó el Gobierno de Bono en 2001, y cuya construcción debe terminar este año.

Por otra parte, los populares pretenden que Bono explique en el Congreso cómo ha ampliado su patrimonio de un modo tan espectacular en los últimos años. De acuerdo con las informaciones de La Gaceta y de Público, ha acumulado 6 millonesde euros repartidos en ocho parcelas rústicas, un piso en Toledo, un chalet en Olías del Rey, otro en Bargas (Toledo), cuatro pisos en Madrid, dos áticos en Estepona, un local en Albacete y un apartamento en Campello (Alicante). A todo ello hay que añadir la Hípica Almenara y la sociedad de Ahorros Familiares Saja. Un milagro económico que Bono ha tratado de justificar con su sueldo (169.000 euros anuales), los ingresos de la hípica, el jugoso contrato para la publicación de sus memorias (700.000 euros) y los beneficios que su esposa obtiene con la franquicia de la firma Tous.

elconfidencial.com

polémica por el ibi reducido que paga josé bono por su finca-hípica de toledo

viernes, 11 enero, 2013 - 11:00 publicado por equipo's pictureequipo@idealista

josé bono en los activos inmobiliarios siguen siendo un arma con el que sacar los colores a los políticos. se ha conocido que josé bono, el ex ministro del partido socialista(psoe), paga un impuesto de bienes inmuebles (ibi) de 382 euros por su finca de 170.000 m2 en toledo, cuando fincas limítrofes similares pagan 22 veces más. la semana pasada también saltó la polémica por la donación a maria dolores de cospedal, secretaria general el pp, del 50% de su chalet en toledO
el motivo de este ibi tan reducido es que el valor catastral que se otorga a la finca y a su hípica almenara es de 208.100 euros por el suelo y cero euros por la construcción (pese a tener construidos casi 18.000 m2 distribuidos en almacenes, cuadras, gradas, oficinas, un amplio aparcamiento para coches, un restaurante, un chiringuito, viviendas para empleados, las propias instalaciones deportivas). según ha publicado la gaceta, la base liquidable es de 71.378 euros, por lo que la cuota de ibi a la que tiene que hacer frente hípica almenara sl es de 381,87 euros
los datos proceden de la última actualización catastral, que se realizó en el año 2008 y que suelen actualizarse cada 10 años, aunque a veces se actualizan cada cinco ejercicios
el problema llega cuando vecinos de josé bono pagan miles de euros más en sus recibos del ibi. por ejemplo, el diario señala que una parcela próxima de 16 hectáreas (160.000 m2) tiene un valor del suelo de 3.165.392 euros con una valoración catastral del mismo importe. la base liquidable es de 2.043.893 euros y la cuota de ibi asciende a 8.584,35 euros, frente a los 381 euros que paga el ex presidente del congreso. es decir, un vecino de finca paga 22 veces más ibi que el político socialista por una propiedad similar
miembros de la asociación de afectados por el pom (plan de ordenación municipal) y el catastro de toledo ha denunciado trato de favor del ayuntamiento a la hípica del ex presidente del congreso de los diputados y ex ministro de zapatero

Por Motivo de espacio en nuestros servidores no podemos albergar más info
acerca de este Señor, dado que como gran Emprendedor sus "Manejes" supondrian colapsar nuestros servicios; sentimos las molestias causadas por la falta de algún que otro capitulo de este lindo y ameno culebrón, siempre os quedará en esas cintas VHS supongo algo os quedará grabado en esas viejas cintas de Falcon Crest, o quizás en su defecto de Arrayán; para el caso es lo mismo, capitulos asta el infinito y trapos varios, Gracias
Que tengan Buen Día, Salud, Fuerza, Mucha y Buena Suerte.
Lo vais a necesitar para soportar Todo


0 comentarios:

Publicar un comentario

Popular Posts

De Nobles y Buenas Intenciones están llenos los Cementerios

Es Necesario la fe, la pasión, el amor... 
No, si, jeje 
Dejémonos de absurdas, transcendentales y nobles intenciones!!! 
"De Buenas y Nobles Intenciones están llenos los Cementerios" y tu frigorífico y tu cartera vacía...
Es necesario que no te falte el aire, el agua, la energía la Libertad, los derechos con que naciste y sutilmente han condicionado para que seas un esclavo domesticado iluso, asta creerte a pies juntillas ora si, ora no los más contradictorias de las teorías incoherentes y antinaturales que hacen de tu día a día el más misero de los estados de régimen alineado y estricto metodología casi Nazi en pie de calle aceptada asumida, propagandada de la manera más vil y ruin jamás conocida, asta el punto que tod@s asumimos como si así fuera, por injusta, incoherente, antinatural etc, como si nada... Es que es así!!! Vaya pensamiento evolucionado, vaya eruditos, con lo list@s que nos creemos, va a ser que leemos basura que alinea nuestra mente va a ser que el hemisferio cerebral que elijas al estar sometido y contaminado como PC, igual dá, Esos Troyanos, virus, Spam de cada día, igual que en tiempos anteriores cual Hostia te redimía de los pecados, no es más que propaganda del Poder, de quienes te tiene DOMESTICADO Y SUMIS@, por sutiles e Invisibles hilos. 

Que no estoy en contra de nada, bueno si de la manipulación de los humanos, natos, libres... 

que no pretendo nada, bueno si; que abran los ojos algún alma-cuerpo... 

No! pero si; 

No queremos capar nobles intenciones, pero si queremos desenmascarar quienes te someten, quienes con sutiles artimañas, Ingeneria Social, manipulan asta tus sueños, no es más que humillante, el poder de cuatro gatos, que se regocijan entre dolares, euros, Poder... de sus semejantes, cuando ellos mismos no son más que el medio, instrumento, verdugo... 

Por prudencia, habremos quienes en esta absurda felicidad de los Corderos, no desenmascaramos y en ese momento de llevarse la mano al pecho, como cuando en el Templo dices convencid@, arrepentido; ...por mi culpa, por mi gran culpa... 

Haber, sin ofender mucho, "Mala Persona", porqué eso eres, ¿a quienes rezás?, ¿quien te va a perdonar Iluso?, perdonarías tú el daño que haces a tus semejantes, si en tus carnes los padecieras? 

Menos hemisferios, menos Filosofía menos científicamente demostrado y demás basura que en los Colegios, Institutos y Universidades os Autoadroctinais, y más humanidad, más coherencia, más lógica y razón, esos papeles en donde hicieron tantos eruditos carrera, no son más que papel mojado, ¿o a caso el resultado en este maltratado planeta Tierra no es más que evidente? 

Recordad que Cristobal Colon fue un descubridor...y los indios el demonio por eso el genocidio esclavitud y demás aberrantes humillaciones del blanco a toda la América, desde Patagonia, pasando por esos pieles rojas de las pelis tan malos, a los que exterminar era una necesidad imperial... Una cultura, el continente americano de armonía con la naturaleza que desde hace 600 años combate el "hombre civilizado", "evolucionado" por salvaje... 

¿Quien ha de civilizar a Quién? 

¿sostenible? 
JA!


HIPÓCRITAS PARANOICOS; NEURÓTICOS Y PSICÓPATAS..

Si tienes que estar deprimido, es un estado natural humano, no me tomes porquerías. 

Si tienes que estar enfurecido, tira pa lante y desahoga tu furia, no tardes, o la Petroquimica-Mafia-Farmacéutica te pondrá en tu boca, quien sabe que, a que precio; para calmar tu indignación, tu rabia, e incluso a este paso tu hambre.

PD; Dedico este desahogo de rabia a mi tío José, que en su corto entendimiento, y su nula educación Colegial, era más listo y lucido, que el más Ilustre de los letrados, que sin currículo alguno ni libro leído; en su nobleza en su vivir demostró sobradamente que era poseedor de; ni más ni menos que el mayor de los Títulos; Una Buena Persona.
RePD;
Fe de erratas; me las permito, solo porque no confieso con ruedas de molinos, por lo que mis gigantes como los "creo", los destruyo!,
me tomo licencia de in-sumisión a las "Leyes Inhumanas"
para quienes ofenda existe app y demás.
Gracias, Que tengais Buen Día, Salud,  Mucha & Buena Suerte...
Herman@s la vais a necesitar.



Marca #Espana Violencia @policia #GruposViolentosItinerantes contra Inocentes e Impunidad Corruptos!

TRAIDORES DE ESPAÑA, "Marca España"

LA GUERRA CONTRA LAS MUJERES

ESCLAVOS LEVANTAOS! Miguel Rix

TRADEMARK SPAIN

THE TELEGRAPH; "No Job Land" ("Una tierra sin trabajo")

Popular Posts

Labels

Creative Commons 3.0
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España (CC BY-NC-SA 3.0 ES)